El Ayuntamiento de Palma recuerda a los guardias civiles asesinados

palmanova2_2010730V0.wmv

El Ayuntamiento de Palma ha aprobado hoy una declaración institucional en el aniversario del atentado mortal de ETA, que costó la vida en Mallorca a los guardias civiles Carlos Sáenz de Tejada y Diego Salvá Lezaun, con una llamada al "diálogo" y una condena "a los que no respetan la vida humana".

La alcaldesa de Palma, Aina Calvo, ha dado lectura a la declaración institucional al comienzo del pleno extraordinario que celebra hoy el Ayuntamiento de Palma y que ha coincidido con el primer aniversario del atentado.

El Ayuntamiento ha trasladado su "respeto y apoyo solidario" a las familias de los guardias civiles asesinados y ha manifestado que se suma a su voluntad de "hacer de la conmemoración no sólo un recuerdo sino una celebración cargada de futuro", por un futuro mejor por el que los agentes trabajaron.

"El consistorio no olvida que Diego y Carlos fueron asesinados por su profesión, porque tenían encomendada la misión de garantizar los principios y las normas que entre todos nos hemos dado y que nos permiten garantizar la seguridad en el ejercicio de nuestros derechos", ha manifestado Calvo en nombre de todo el consistorio.

La declaración municipal señala que: "El dolor pervive en nuestros corazones, pero también la convicción de que no nos han vencido".

El consistorio palmesano ha incidido en que "perviven la fortaleza de una sociedad que se sabe con cimientos sólidos y la seguridad de que los violentos acabarán vencidos". Calvo ha asegurado que el Ayuntamiento desearía no tener que celebrar el aniversario de unos hechos que nunca tendrían que haber ocurrido, pero ha añadido que tampoco quiere "olvidar que ocurrió".