La Audiencia Nacional permite la celebración de los homenajes a presos etarras en Hernani

Santiago Pedraz
Santiago Pedraz

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha decidido permitir la celebración de los actos convocados para hoy y para el domingo con motivo de las fiestas patronales de la localidad guipuzcoana de Hernani, gobernada por Bildu, que habían sido denunciados por constituir supuestamente homenajes a miembros de ETA.

El magistrado ha dictado un auto de folio y medio en el que rechaza decretar la prohibición de los actos, solicitada por la Fiscalía y por la Asociación Dignidad y Justicia, pero ordena a la Consejería de Interior del País Vasco que adopte las medidas necesarias para prevenir la comisión de delitos de enaltecimiento del terrorismo.

"En los datos aportados no existen elementos o indicios de comisión de delito", señala Pedraz en su resolución, antes de advertir de que si finalmente se ensalza a terroristas "se actuará en consecuencia".

El Ministerio Público y Dignidad y Justicia habían pedido a Pedraz, que se encuentra esta semana de guardia, que prohibiese los actos al entender que en ellos se pretenden ensalzar a terroristas de ETA.

La Fiscalía y la asociación presidida por Daniel Portero solicitaron en concreto la prohibición del "acto a favor de los derechos de los represliados de Hernani" convocado para este viernes a las 19.30 horas en la plaza Gudarien de la localidad, así como las actividades programadas para el sábado, que ha sido declarado "día a favor de los derechos de las personas represaliadas", entre las que destacan una exposición fotográfica y una proyección de videos.

La Fiscalía aseguraba en su escrito que "lo que realmente" se pretende con estos actos es "la exaltación y enaltecimiento de los presos y huidos de la banda terrorista ETA", algunos de ellos "condenados por gravísimos actos de terrorismo".

El fiscal encargado del caso, Jesús Alonso, destacaba además en su escrito la coincidencia entre el acto a favor de los represaliados programado para esta tarde a las 19.30 horas y una manifestación convocada para la misma hora en Hernani bajo el lema "Euskal Presoak Etxera" (presos vascos a casa). Esta manifestación fue suspendida por la Delegación del Gobierno al entender que se podría cometer un delito de enaltecimiento del terrorismo.

El representante del Ministerio Público subrayaba la "coincidencia entre la marcha y el acto a favor de los represaliados, ocultando dicha terminología lo que verdaderamente se pretende: un homenaje a los presos y demás personas del entorno de la banda terrorista ETA".