La Audiencia acuerda que la Infanta continúe en el banquillo por el caso Nóos

La Audiencia acuerda que la Infanta continúe en el banquillo por el caso Nóos

La Audiencia de Palma ha decidido que la infanta Cristina siga como acusada y será juzgada en el juicio del caso Nóos, al legitimar a Manos Limpias para ejercer la acusación popular en su contra como cooperadora en dos delitos fiscales presuntamente cometidos por su marido, Iñaki Urdangarin.

En un auto dictado, el tribunal provincial ha decidido no aplicar la doctrina Botín y ha desestimado la cuestión previa planteada por la defensa de la infanta sobre la no legitimidad de Manos Limpias para acusarla en solitario en la primera jornada del juicio por corrupción, que empezó el pasado 11 de enero en la Escuela Balear de la Administración Pública de Palma.

El tribunal ha desestimado la pretensión de la defensa de la infanta, que había solicitado que anulara parcialmente el auto de apertura de juicio oral y archivara el caso en lo que se refiere a la responsabilidad penal de doña Cristina, una tesis que también apoyaron la Fiscalía Anticorrupción y la Abogacía del Estado, que ejerce la acusación particular en nombre de Hacienda.

El abogado de la infanta Cristina, Jesús Silva, pidió a la Audiencia que rechazara la legitimación de Manos Limpias para acusarla en el juicio de Nóos, basándose en la doctrina consolidada de los tribunales Supremo y Constitucional y la jurisprudencia sentada por 7 decisiones de audiencias provinciales.

Aseguró que la acción popular no puede sostener la acusación en solitario, como ha fijado el Tribunal Supremo (en 2007 con la llamada doctrina Botín), ha confirmado el Constitucional y, posteriormente, han aplicado hasta en siete decisiones distintas audiencias provinciales desde 2009.

Según Silva, la acción popular protege bienes que poseen intereses difusos y se ejerce cuando no hay acusación particular ni posibilidad de que se persone, algo que no ocurre en el caso Nóos, donde la Abogacía del Estado protege a Hacienda como perjudicado.

El fiscal Anticorrupción Pedro Horrach, para quien no hay argumentos inculpatorios contra la infanta, también pidió al tribunal la aplicación de la doctrina Botín por falta de legitimidad de Manos Limpias para acusar en solitario a doña Cristina y suplir al perjudicado que es Hacienda.

Para la abogada del Estado Dolores Ripoll tampoco cabe la acusación popular en delitos fiscales, porque el perjudicado es sólo la administración titular de la capacidad para establecer y recaudar tributos, puesto que el lema "Hacienda somos todos" es meramente publicitario.

Una vez resueltas las cuestiones previas, el juicio del caso Nóos continuará el 9 de febrero, cuando se retomará la vista oral con la declaración de los xx acusados que seguirán en el banquillo, empezando por el ex director general de Deportes del Govern balear José Luis "Pepote" Ballester.

Las declaraciones de los testigos, alrededor de 370, están previstas entre el 8 de marzo y el 17 de mayo, según el organigrama inicial planteado por el tribunal.

ROCA PROTESTARÁ ANTE LA AUDIECNIA PORQUE SE APARTA DE LA DOCTRINA DEL SUPREMO

El abogado Miquel Roca elevará una protesta ante la Audiencia de Palma tras la resolución de llevar a la infanta Cristina a juicio en el caso Nóos, por considerar que se aparta de la "literalidad de la ley y de la doctrina consolidada y vinculante del Tribunal Supremo" para "hacer suyas" las tesis de Manos Limpias.

"Desde la seriedad y el respeto a todas las instituciones judiciales", Roca ha valorado así en declaraciones a la prensa en Barcelona la resolución de la Audiencia de Palma, que ha decidido hoy que la infanta Cristina siga como acusada en el caso Nóos. El letrado de la infanta Cristina ha considerado que la resolución de la Audiencia "recoge y se fundamente en las tesis del sindicato Manos Limpias y las hace suyas", algo que ha "lamentado".

Las magistradas Samantha Romero, Eleonor Moyá y Rocío Martín, de la Audiencia de Palma, han dictado un auto en el que avalan la legitimidad de Manos Limpias para mantener en solitario la acusación popular contra la infanta por dos presuntos delitos contra Hacienda pese a que no la acusan ni la Fiscalía no la Abogacía del Estado, que representa a la Agencia Tributaria.

Con esta resolución, la Audiencia de Palma impone a la Infanta Cristina "la pena del banquillo", ha estimado Roca, ya que deberá asistir a las sesiones del juicio sobre el caso Nóos y también declarar cuando le llegue su turno, a partir del próximo día 9 de febrero.

El bufete de Roca elevará una protesta por esta resolución "en su momento", "y nos reservamos el derecho de recurrir en su día contra esta tesis de Manos Limpias que el auto hace suya". El abogado ha indicado que con esta resolución se inicia "otra etapa" en la estrategia judicial, y que en el juicio va a defender sus posiciones "con plena convicción sobre la inocencia de la infancia".

Ha asegurado que "costará poco" preparar la declaración de la infanta y que "es muy sencillo lo que tiene que decir" sobre la imputación de dos presuntos delitos contra la Hacienda. "Previsiblemente", ha dicho Roca, la infanta preparará su defensa en la ciudad de Barcelona, donde tiene su despacho el abogado y ex político catalán.

Miquel Roca ha dicho que ya ha hablado de la resolución judicial con la infanta, que se encuentra actualmente en el extranjero, pero ha evitado precisar cómo se encuentra en estos momentos ya que él no es "intérprete de estados de ánimo". El abogado ha dicho que los medios de comunicación y la propia Infanta se han enterado de la resolución de la Audiencia antes que él, lo que también ha lamentado.