Arrimadas gana pero los independentistas dominan el Parlament

Ciudadanos ha logrado una histórica victoria en unas elecciones catalanas al convertirse en la primera fuerza no nacionalista que gana en escaños (36), lo que no evita una mayoría parlamentaria del bloque independentista, en el que la lista de Carles Puigdemont (JxCat) ha superado a la de ERC de Oriol Junqueras.

Con más del 99,63% de los votos escrutados, Inés Arrimadas de Ciuddanos se consolida como clara ganadora, con el 25,35 % de los sufragios y 37 escaños, dos más que JxCat, que se queda con 34 representantes y el 21,7 % de los votos, por delante de ERC, que obtiene 32 diputados.

El PSC de Miquel Iceta no ha logrado cumplir con sus expectativas y se ha tenido que conformar con 17 escaños, uno más que hace dos años, pese a que los sondeos le daban por encima de 20.

Los comunes, el PP y la CUP tampoco han conseguido los resultados esperados y han retrocedido todos ellos con relación a los anteriores comicios.

CatComú-Podem logra 8 escaños frente a los 11 de CatSiquesPot en 2015.

La CUP obtiene 4 diputados, frente alos 10 que tenía y el PP queda como' farolillo rojo' con 3 escaños, ocho por debajo de 2015, en unas elecciones convocadas por su presidente, Mariano Rajoy, tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución española, para poner freno a la amenaza independentista.

CIUDADANOS GANA EN LA PROVINCIA DE BARCELONA

Ciudadanos ha ganado con claridad en estas elecciones en la provincia de Barcelona, al obtener 24 escaños y el 26,4 % de los votos, y la segunda formación más votada ha sido ERC, con 18 escaños y un 20,6 % de los sufragios, todo ello con el 99,13 % del voto escrutado.

Por su parte, la candidatura de Junts Per Catalunya, liderada por el expresidente Carles Puigdemont, ha logrado 17 escaños (18,99 % de los votos), mientras que el PSC, una formación que solía tener fuerte peso en esa provincia, se ha quedado en 13 escaños (15,16 % de los votos).

Catalunya en Comú ha logrado 7 escaños (8,4 %), mientras que tanto PPC como la CUP han obtenido otros tres cada uno, y los populares han cosechado apenas 140.000 votos.

En relación con los anteriores comicios, los de 2015, Ciudadanos ha ganado siete diputados, mientras que la suma de ERC y Junts Per Catalunya da 35 escaños, tres más de los que tenía Junts Pel Sí.

Por su parte, los socialistas catalanes pierden un escaño en esta provincia, los populares, cinco y la CUP, cuatro representantes.

GIRONA SE REAFIRMA COMO BASTIÓN INDEPENDENTISTA Y OPTA POR PUIGDEMONT

La provincia de Girona, de la que es originario Carles Puigdemont, se ha reafirmado como bastión independentista con una clara victoria de Junts per Catalunya, y 12 diputados para los partidos que defienden los postulados secesionistas, de los 17 en liza. La lista de Puigdemont ha obtenido 7 escaños, tres más que la siguiente, ERC, que ha conseguido 4, mientras que la tercera posición ha sido para Ciudadanos, que suma también 4.

La victoria de Junts per Catalunya se cimenta en 148.605 votos, un 36,73 por ciento de los emitidos, mientras que los republicanos han logrado 87.875 con un 21,72 por ciento y Cs, 78.838 para un 19,49 por ciento.

Junts pel Sí obtuvo en 2015 un total de once diputados, con lo que la suma de JxCat y de ERC repite ahora aquella cifra de hace dos años, más el representante que vuelve a conseguir la CUP, al igual que en las elecciones pasadas.

La formación anticapitalista obtuvo entonces un 8,58 por ciento de los votos, mientas que, ahora, se ha quedado en un 5,32 por ciento y pasa de 33.117 sufragios a 21.525.

Ciudadanos ha sido uno de los grandes triunfadores de la noche electoral en Girona, ya que ha doblado el número de diputados con respecto a 2015 y pasa de 2 a 4. La lista de Jean Castel (Cs), que se quedó hace dos años en un 12,53 por ciento, ve como se eleva ahora a un 19,49 por ciento y los votos crecen de 48.346 a 78.838.

El diputado que resta para completar los 17 de la provincia ha recaído en el PSC, que prácticamente repite resultados al quedarse esta vez en un 8,61 por ciento por el 8,66 que obtuvo en 2015.

El revés de la moneda corresponde a PP y Catalunya en Comú-Podem, que pierden el representante que consiguieron en 2015, los dos que esta vez suma Ciudadanos.

La participación ha crecido de manera notable en Girona, donde se ha pasado del 75,94 por ciento de hace dos años a un 81,53 por ciento.

En la capital de la provincia, Junts per Catalunya ha sido también la formación ganadora con un 36,85 por ciento de los votos, pero Ciudadanos ocupa en esta ciudad la segunda posición con un 19,72 por ciento y ERC es tercera con un 18,65 por ciento.

CIUDADANOS Y LOS CONSTITUCIONALISTAS SE IMPONEN EN TARRAGONA

Cs ha ganado en la provincia de Tarragona con seis escaños y el 27,36% de los votos, sumando dos más que en 2015, y que son los que ha perdido el PP y la CUP en estas elecciones. Con el 99,67% del escrutinio completado, le sigue ERC con cinco diputados y el 23,74% de las papeletas, y JuntsxCat, que ha recibido el 21,72% de los votos, con cuatro diputados.

El PSC ha obtenido dos escaños --11,79%--, y CatECP, uno --5,35%--, pero el PP y la CUP se han quedado sin ningún diputado --con el 4,56% y el 4,00% de los votos, respectivamente--.

Así, ERC y JuntsxCat han mantenido las nueve sillas que recibieron por la provincia en las elecciones al Parlament de septiembre de 2015, cuando se presentaron conjuntamente como JxSí y obtuvieron el 41,63% de los votos; y el PSC también ha retenido el escaño que tuvo en 2015, cuando obtuvo el 11,83% de las papeletas.

Cs ha pasado de los cuatro diputados de 2015 --cuando le votó el 19,39%-- a seis, sumando los dos que han perdido el PP y la CUP, mientras que SíQueEsPot ha mantenido el diputado que obtuvo en 2015, cuando era la sexta fuerza y recibió el 6,47% de los apoyos. En las elecciones de 2015, Cs se impuso como segunda fuerza escalando desde la quinta posición, respecto a las autonómicas de 2012, mientras que el PP perdió dos escaños --pasando de tres a uno--; el PSC mejoró su representación pero perdió un diputado --de tres a dos--, y SíQueEsPot consiguió el último escaño.

JUNTS PER CAT GAAN EN LLEIDA

La candidatura de JxCat ha vencido en la provincia de Lleida al obtener 6 escaños y 77.695 votos (32,49 % del total), mientras que ERC ha quedado en segundo lugar, con 5 escaños y 63.852 votos (26,70 %).

Con el 100 % de los votos escrutados, los independentistas suman 11 de los 15 diputados que corresponden a la provincia de Lleida, donde la CUP se queda sin representación.

Ciudadanos ha sido la tercera opción más votada con 40.608 sufragios (16,98 %) que le han supuesto 3 diputados, mientras que el PSC ha sido la cuarta y última fuerza en tener representación con un escaño y un total de 21.618 votos (9,04 %).

Los partidos que no han obtenido diputados en la provincia de Lleida han sido la CUP, que se ha quedado en 12.052 votos (5,04 %), el PP, con 10.839 sufragios (4,53 %), y CatComú-Podem con 9.318 votos (3,90 %).

En cambio, en la capital de la provincia de Lleida, Ciudadanos ha ganado con 17.722 votos (24,54 %), mientras que JxCat ha quedado en segundo lugar con 16.649 votos (23,05 %) y ERC en tercer lugar con 16.483 (22,82 %).

LOS 18 CANDIDATOS INVESTIGADOS POR EL PROCÉS CONSIGUEN ESCAÑO

Los dieciocho candidatos en las elecciones al Parlament de Cataluña celebradas hoy que están siendo investigados por la Justicia en relación con el proceso independentista han conseguido el escaño.Entre ellos destacan los cabezas de lista de JxCAT, Carles Puigdemont -huido de la Justicia en Bruselas- y de ERC, Oriol Junqueras -encarcelado en la prisión de Estremera.

También han logrado escaño, la presidencia del Parlament, Carme Forcadell; todos los exconsellers, exmiembros de la Mesa del Parlament y ex altos cargos de la Generalitat que se presentaban.

ERC es la candidatura que contaba con mayor número de investigados, nueve; había ocho en la lista de Junts per Catalunya (JxCAT); y Cataluña en Comú-Podém (CeC) presentaba a Joan Josep Nuet quien, aunque quedó en libertad sin medidas cautelares, sigue formalmente investigado en la causa. Hay tres candidatos en prisión: Oriol Junqueras, Joaquim Forn y Jordi Sánchez, los dos últimos en la candidatura de JxCAT, y cinco huidos de la Justicia en Bruselas (Puigdemont y los exconselleres Toni Comín y Meritxell Serret -ERC- y Lluís Puig y Clara Ponsatí -JxCAT-).

Otros nueve están en libertad condicional y uno sin medidas cautelares.

Además de los miembros del destituido Govern y tres miembros de la Mesa del Parlament, a estas elecciones concurrían otros dos imputados en relación con los preparativos del referéndum del 1-O, los ex altos cargos de la Generalitat Josep Maria Jové y Lluís Salvadó, ambos candidatos de ERC.

Como se desarrollen ahora los acontecimientos con los diputados electos que están en prisión (Oriol Junqueras, Joaquim Forn y Jordi Sánchez) dependerá del juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, quien tendrá que decidir si permite que tomen posesión del escaño o que voten en la investidura.

Para ello podría o bien decretar su salida en libertad bajo fianza o bien dar orden de que acudan al Parlament vigilados por la Policía, para después regresar a prisión, según fuentes no oficiales del Supremo.

Otro caso diferente es el de Carles Puigdemont, que se encuentra huido en Bélgica. Si acudiera a España sería inmediatamente detenido y es muy improbable que pueda tomar posesión de su escaño.