Aprobado el plan de contratación a tiempo parcial y la ayuda de 400 euros

El Gobierno aprobó este viernes un Plan de Choque para promover el empleo estable y la recualificación profesional. Incluye una ayuda de 400 euros, vinculada a la realización de acciones de orientación y formación, y el impulso de la contratación a tiempo parcial. Para pagar este plan, cuyo coste sitúa el Gobierno en los 400 millones de euros, se ha acordado la reducción en 200 millones de euros del gasto no financiero del Estado previsto para 2011.

El ajuste se instrumentará a través de una declaración de no disponibiidad de créditos en los Presupuestos Generales del Estado. Este acuerdo tiene como objetivo hacer compatible el esfuerzo financiero derivado de las medidas para promover el empleo con la estabilidad presupustaria del Estado, "sin incrementar el gasto".

Según explicó en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros el titular de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, se trata de un conjunto de medidas que nacen del diálogo y son fruto de la concertación social entre Gobierno, empresas y sindicatos.

El plan introduce un programa excepcional de empleo para la transición hacia la contratación estable. Tendrá un carácter extraordinario y limitado en el tiempo (12 meses) y favorecerá la contratación de jóvenes de hasta 30 años y personas en desempleo de larga duración con una jornada a tiempo parcial de entre el 50% y el 75% del total.

Esta contratación dará derecho, durante los citados 12 meses, a una reducción de las cotizaciones empresariales a la Seguridad Social del 100%, si son empresas de menos de 250 trabajadores, o del 75%, si son de más de 250 trabajadores, siempre que suponga un aumento de la plantilla de la empresa.

Además, cuando estos contratos tengan carácter temporal, siempre que la duración mínima sea de seis meses, habrá estímulos para su transformación en contratos estables.

Tras seis meses desde su puesta en marcha, los interlocutores sociales y el Gobierno evaluarán esta medida y sus efectos, y revisarán la regulación en España del contrato a tiempo parcial, partiendo de la experiencia de otros países de Europa.

Se trata de una estrategia que busca "una importante expansión del contrato a tiempo parcial en España, porque es una de nuestras principales carencias". De hecho, añadió el ministro, en "grandes países" como Alemania y Holanda, este tipo de contratación está siendo "un instrumento importante de inserción laboral, sobre todo para los más jóvenes".

AYUDAS A LA FORMACIÓN

Por otro lado, Valeriano Gómez ahondó en el llamado Programa de recualificación profesional, para quienes hayan agotado su protección por desempleo. Este programa beneficiará a aquellas personas que, a partir del 16 de febrero de 2011, agoten su protección por desempleo.

Tendrán derecho a realizar un itinerario individualizado de inserción que contemple un diagnóstico sobre su empleabilidad, así como las medidas de política activa de empleo dirigidas a mejorarla.

También podrán participar en medidas de política activa de empleo encaminadas a la recualificación y/o reinserción profesional, especialmente en sectores emergentes y con mayor potencial de crecimiento.

Incluirá, asimismo, la posibilidad de percibir, hasta un máximo de seis meses, una ayuda económica de acompañamiento de 400 euros, vinculada a la realización de dichas acciones de política activa de empleo, cuando las rentas en la unidad familiar no superen el 75% del Salario Mínimo Interprofesional.

El Plan de Choque pasa también por una serie de acciones de mejora de la empleabilidad: los Servicios Públicos de Empleo pondrán en marcha itinerarios individualizados y personalizados de empleo dirigidos a jóvenes, mayores de 45 años en desempleo de larga duración y personas procedentes del sector de la construcción (junto a otros afectados por la crisis y de baja cualificación).

Además, se incluirá a personas desempleadas en las acciones formativas de las empresas para sus empleados (será obligatorio reservarles hasta un 20%-40% de las plazas).