Andalucía exige a Sánchez más fondos para atender a los inmigrantes

A la política migratoria de Pedro Sánchez le llueven nuevas criticas. En este caso dentro las propias filas socialistas. El vicepresidente de la Junta de Andalucía ha reprochado al Ejecutivo que no destine más recursos a quienes están recibiendo más inmigrantes, y a quienes acogen barcos con menores migrantes a bordo. Un asunto, el de la migración, sobre el que el Gobierno Ejecutivo ha ido modulando sus acciones, y que han desatado también las criticas.

El primer golpe de efecto del Ejecutivo de Sánchez fue acoger a los migrantes del Aquarius que Italia había decidido abandonar a su suerte, otorgándoles unos potocolos y permisos especiales, que se han convertido en un hecho puntual. Así, de "las fronteras no tienen que impedir que se cumplan los derechos humanos", de Carmen Calvo, tras la llegada del Aquiarius, la postura cambió con la llegada del Lifeline, cuando Pedro Sánchez declaró "será una respuesta común europea".

Con los migrantes del open Arms en Barcelona, se redujeron los permisos y ya con los de Algeciras, la ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, quien asegurado que recibirán "el protocolo que existe y la legislación vigente", que se aplica al resto de inmigrantes, es decir a los llegados en pateras. Postura esta criticada por las organizaciones no gubernamentales quienes denunciaron un trato discriminatorio con respecto a los del 'Acuarius'.

Una postura aprovechada por Pablo Casado quien señaló ayer que "el PSOE en doce semanas le ha dado la razón con estos cambios de opinión.

El portavoz adjunto de Unidos Podemos en la Comisión de Interior del Congreso de los Diputados, Juan Antonio Delgado Ramos, acusó este jueves al presidente del Gobierno precisamente de pecar de "electoralismo" e "improvisación" en su política migratoria, con cuyos bandazos parece que "quiere dar la razón a la derecha".

"No puede hacer una cosa y al día siguiente la contraria", rechazó Delgado sobre el hecho de que el tratamiento a los pasajeros del 'Open Arms', que llegó a Algeciras, ya no va a ser tan espléndido como a los del 'Aquarius', sino más parecido al de los inmigrantes que llegan en patera.

Reproches que , y esta es la novedad se han extendido a la Junta de Andalucia. Si les envian migrantes, que les den más medios. "No parece coherente ni sostenible que se acerquen barcos a los puertos con menores a bordo y al mismo tiempo se afirme que ni hay recursos ni posibilidades de repartir la responsabilidad de éstos entre las comunidades por falta de consenso entre ellas".

El vicepresidente ha exigido a las comunidades autónomas "no se pongan de perfil" en relación a la acogida de los menores inmigrantes no acompañados y ha pedido al Gobierno que las "presione para que se impliquen más en este problema".

En este sentido, ha lamentado que en la última Conferencia Sectorial de Migraciones, celebrada el pasado lunes en Madrid, "no se diera una respuesta satisfactoria a esta situación y nuestro esfuerzo presupuestario no se viera comprometido".