La juez Alaya dice que en la sentencia al PP por Gürtel no hay una responsabilidad penal

La juez Alaya dice que en la sentencia al PP por Gürtel no hay una responsabilidad penal

Es una de las juezas más mediáticas y este lunes ha roto su silencio ante las cámaras. La instructora de los ERE, Mercedes Alaya, asegura que recibió presiones por parte de PP y PSOE para dejar de investigar.

En un almuerzo, la magistrada de la Audiencia Provincial de Sevilla ha negado que vaya a ir en las listas de Ciudadanos y ha pedido, desde más independencia judicial hasta endurecer las penas para delitos como la prevaricación. También ha negado que la sentencia de Gürtel y la de los ERE sean comparables.

La juez Mercedes Alaya ha asegurado que el juicio de los ERE de Andalucía y la condena al PP en la Gürtel como partícipe a título lucrativo no son supuestos equiparables porque, al contrario de lo que acontece en el primer procedimiento, en el caso del Partido Popular no hay una responsabilidad penal.

En una comida coloquio, organizada por el Club Siglo XXI, la juez instructora del caso de los ERE falsos en Andalucía ha dicho que tener a los expresidentes socialistas de la Junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán sentados en el banquillo de los acusados no guarda similitud alguna con la condena del PP en la Gürtel.

"No me parece que sean dos supuestos semejantes", ha dicho la magistrada al recordar que en el caso de los ERE se trata de "una concesión ilícita de subvenciones públicas de hasta 850 millones de euros" mientras que la condena al PP, como partícipe a título lucrativo, "no es una responsabilidad penal"

El PP ha sido condenado por la Audiencia Nacional como responsable civil a título lucrativo al pago de 245.492 euros. Mientras que la Fiscalía pide seis años de prisión y 30 de inhabilitación para Griñán por un delito continuado de malversación y otro de prevaricación, una pena superior a la de su antecesor en el cargo, Manuel Chaves, por su actuación cuando fue consejero de Hacienda al que pide diez años de inhabilitación por prevaricación.

La jueza sí que ha evitado pronunciarse sobre qué responsabilidad política conllevaría una sentencia del ERE para el PSOE al tratarse de un caso que se está juzgando, por lo que ha abogado por "dejar tranquilo al tribunal", como tampoco ha hecho comentario alguno sobre la sentencia de la Gürtel al no haberse leído la resolución