Aguirre niega la financiación ilegal y González dice que nadie ha probado las acusaciones

El expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha negado en su comparecencia en el Congreso de los Diputados todas las acusaciones que ha recibido. "En ningún caso por mi parte -ha manifestado- he participado nunca en ninguna organización criminal, ni he dirigido absolutamente nada, no he hecho ninguna práctica con el objetivo o el ánimo de perjudicar ni al Canal ni a nadie, ni a la Comunidad de Madrid".

González ha recordado que lleva 3 años siendo investigado y "hasta el momento nadie ha podido acreditar que yo haya recibido dinero ni tenga sociedades ni tenga nada".

González ha sido el primero en comparecer en la comisión de investigación sobre la presunta financiación ilegal del PP que ha retomado este martes sus trabajos tras el paréntesis de Semana Santa con las comparecencias de los expresidentes de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre e Ignacio Gonzalez, que acuden a la Cámara apenas cinco días después de que su ex jefa de prensa Isabel Gallego admitiera pagos del Canal de Isabel II a la empresa EICO del informático Alejandro de Pedro, vinculado a la trama Púnica, a cambio de trabajos de reputación online de los dos expresidentes.

AGUIRRE NIEGA LA FINANCIACIÓN ILEGAL PERO DICE QUE TENÍA QUE HABER VIGILADO LAS CUENTAS

La expresidenta madrileña Esperanza Aguirre ha afirmado en el Congreso que, hasta donde ella sabe, "no ha habido ninguna financiación ilegal del PP de Madrid" aunque ha reconocido que cometió un "error craso" por no vigilar sus cuentas, de las que en todo caso no se encargaba.

En su declaración ante la comisión de investigación de la supuesta financiación irregular del PP, Aguirre ha afirmado que como presidenta del PP regional, cargo que ostentó de 2004 a 2016, "era responsable de todo lo que ocurría en el PP de Madrid, incluidas las finanzas". "Yo no monté ningún sistema de financiación, ya estaba cuando llegué", ha añadido para precisar luego que este sistema no era irregular y que, por lo que ella sabe, no ha existido una caja b.

Aguirre ha afirmado que ella "jamás" ha entrado en la financiación del PP, porque de ello se encargaban otras cuatro personas, pero ha reconocido que nunca las vigiló, lo que fue un "error craso". Por eso, decidió dimitir sin buscar "excusas". "Estoy aquí porque creo en esta institución, el Congreso de los Diputados", ha comenzado su declaración Aguirre a preguntas del diputado del PSOE Artemi Rallo, a quien ha advertido que si "para usted decencia y dignidad es darle a usted la razón, pues no. Le voy a decir exactamente la verdad, pero no le voy a dar la razón en muchas cosas que cree ciertas".

PREGUNTAS SOBRE CIFUENTES

A su llegada al Congreso, los periodistas le han preguntado reiteradamente sobre si la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, debería dimitir por la supuesta falsificación de su máster.

Aguirre no ha querido contestar, como tampoco lo ha hecho Ignacio González, con quien no ha coincidido en ningún momento en las dependencias del Congreso. Una vez dentro de la comisión, el diputado del PSOE le ha vuelto a preguntar por este tema, pero ella ha reiterado que no contestaría porque no es objeto de la comisión.

El líder de IU Alberto Garzón, en representación de Unidos Podemos, le ha inquirido por la reunión de 2004 con Mariano Rajoy en la que se habló de adjudicaciones en dos municipios madrileños, Arganda del Rey y Majadahonda, que luego se investigaron en el caso Gürtel.

EL LIBRO QUE REGALÓ A PABLO IGLESIAS

Aguirre ha recordado a Garzón que ya la describió en su libro, le ha instado a leerlo y le ha relatado que se lo regaló a "su líder, Pablo", en referencia al de Podemos, Pablo Iglesias.

"Como es comunista le quería haber regalado el de Paracuellos, pero no he tenido tiempo", le ha dicho luego a Garzón, ante lo que el presidente de la comisión, Pedro Quevedo, ha intervenido y ha instado a continuar el debate "antes de que explote algo".

Sobre la supuesta caja b del PP, Aguirre ha dicho que ella cree que "el dinero se lo llevaban al bolsillo unos cuantos señores" pero no acabó en el partido. También le han preguntado por el supuesto pago de actos del PP con el 1 por ciento que los licitadores de obras de la Comunidad de Madrid tenían que abonar para publicidad y Aguirre ha dicho que efectivamente ese dinero se usaba en las inauguraciones, con "paellas" y "conciertos", pero no se lo llevó nadie del partido.

"Si alguien se ha llevado un euro, que lo devuelva; si alguien ha hecho algo incorrecto, que lo devuelva", ha opinado al respecto. Sobre el hecho de que dos de sus colaboradores, Ignacio González y Francisco Granados, hayan estado en la cárcel por corrupción, Aguirre ha querido dejar claro que fue en prisión provisional y que son "dos de los 550" colaboradores que tenía.

"Ni hasta la fecha, ni hasta ninguna fecha", ha respondido Aguirre a la afirmación de que no está imputada hasta ahora en ningún proceso judicial, y ha dicho que se siente respaldada por el PP. "Tengo muchos amigos que han venido a verme al despacho, del señor (diputado) que me lo ha prestado", ha dicho para mostrar el apoyo de "mogollón de diputados" que ha tenido hoy en el Congreso.

PRIMERA REUNIÓN TRAS LAS DECLARACIONES DE GALLEGO

El pasado jueves Gallego, ex directora general de Medios de Comunicación de la Comunidad de Madrid, declaró como imputada en la trama 'Púnica' y reconoció ante el juez Manuel García Castellón pagos a De Pedro por esas campañas en favor de miembros del Ejecutivo regional.

González está en libertad bajo fianza desde el pasado mes de noviembre, cuando tras abonar 400.000 euros de fianza salió de la cárcel en la que había ingresado en abril de 2017 por su implicación en el caso Lezo. El expresidente madrileño está siendo investigado por dos operaciones del Canal de Isabel II, la compra de la colombiana Inassa y la brasileña Emissao y por la obra del campo de golf del Canal, de la que intentó hacer responsable a Esperanza Aguirre, quien comparecerá ante la comisión justo después que él.

Tras la sesión de hoy, la comisión se reunirá de nuevo mañana por la tarde para escuchar a dos comparecientes que no pudieron acudir a la Cámara la primera vez que fueron citados por la comisión: el exsecretario general del PP valenciano Ricardo Costa y Marcos Benavent, apodado "el yonki del dinero".

Costa no pudo atender la primera citación del Congreso, porque tenía que acudir a la vista oral que se sigue en la Audiencia Nacional por la supuesta financiación ilegal del PP valenciano. En ese juicio, el pasado mes de enero, confesó que su partido pagó en negro algunos actos que contrataron con la empresa de Alváro Pérez 'El Bigotes', Orange Market, para las campañas electorales de 2007 y 2008, en varios de los cuales participó el presidente del Gobierno Mariano Rajoy.

LA TRAMA VALENCIANA

El ex número dos del partido en Valencia, que se enfrenta a siete años y nueve meses de prisión fue, según 'El Bigotes' y Francisco Correa quien les indicó que si "querían cobrar" tenían que facturar los eventos a "determinados empresarios".

El propio Costa señaló que fue el expresidente del partido Francisco Camps quien decidió contratar Orange Market para organizar los actos de campaña de las elecciones autonómicas y municipales de 2007 y las generales de 2008 y que éstos se financiasen en parte con "dinero negro". Camps negó las acusaciones y podría cruzarse con su antiguo colaborador en el Congreso porque han sido llamados a declarar el mismo día. También para mañana está convocado Marcos Benavent que no pudo acudir la primera vez al Congreso porque hubo un problema con la entrega de la notificación de la Cámara. 'El yonki del dinero' está procesado por las presuntas irregularidades cometidas cuando fue gerente de la empresa pública Imelsa, dependiente de la Diputación de Valencia.

Benavent ha colaborado con la Fiscalía Anticorrupción y su testimonio fue clave en la llamada operación Taula contra la cúpula del Partido Popular en la provincia de Valencia y su presidente Alfonso Rus.

CEREBRO FINANCIERO DE GÜRTEL

La semana siguiente, el 17 de abril, está citados el exgerente del PP de Madrid Beltrán Gutiérrez, quien tenía que haber comparecido este martes, le fue imposible porque el Congreso envió su citación a un domicilio en el que ya no reside.

El mismo día se espera a Ramón Blanco Balín, quien fuera cerebro financiero de la red 'Gürtel', que tendría que haber comparecido a principios de febrero, pero excusó hacerlo alegando que ese día tenía juicio. Las comparecencias de abril finalizarán el día 24, cuando está prevista la presencia del fundador de la constructora OHL, Juan Miguel Villar Mir, y su yerno Javier López Madrid, ambos imputados en el caso 'Púnica'. La agenda del supuesto cabecilla de esta trama, el exsecretario general del PP de Madrid Francisco Granados recogía supuestas donaciones irregulares del presidente de OHL al partido que después podrían haber sido recompensadas con la adjudicación de obra pública.

De su lado, López Madrid se ha visto envuelto también en la investigación sobre el caso 'Lezo' por el que fue detenido aunque luego quedó en libertad bajo fianza. Además, es uno de lo exconsejeros de Caja Madrid que van a ser juzgados por la salida a Bolsa de la entidad.

COSPEDAL, ANA MATO Y JESUS SEPULVEDA

Ya en mayo, concretamente el día 8, los comisionados ha citado al matrimonio que en su día formaban el que fuera alcalde de Pozuelo de Alarcón (Madrid) y miembro del Comité Ejecutivo Regional del PP regional Jesús Sepúlveda, y la exministra de Sanidad Ana Mato, que fue vicesecretaria de Organización del PP nacional. Y para el 22 de mayo se ha convocado a la secretaria general del partido y ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, que será la primera dirigente nacional del partido que tenga que dar explicaciones ante la comisión de investigación.

Cospedal comparecerá en una sesión monográfica y, a diferencia de lo que ha ocurrido con la mayoría de personas que han desfilado por la comisión, podrá hacer una exposición inicial antes de responder a las preguntas que le formulen los comisionados