Ada Colau suspende el pleno ante la "situación de excepción"

Ada Colau, alcaldesa de Barcelona
Ada Colau, alcaldesa de Barcelona |Telemadrid

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha decidido este viernes suspender el pleno municipal y convocar una junta de portavoces para decidir cuándo retomarlo, dada la "situación de excepción" por la citación de dirigentes soberanistas en el Tribunal Supremo (TS) y la marcha de la republicana Marta Rovira.

Ha optado por suspender el pleno y retomarlo en otro momento desde el mismo punto, de modo que "queden intactos los derechos" de todos los grupos municipales, ya que algunos habían decidido retirar sus puntos, como el PDeCAT, y otros mantenerlos, en una sesión que carecía de normalidad, según ella. "He visto cosas que no había visto nunca. He visto a todo un grupo municipal llorando, a gente muy trastornada y grupos diciendo que retiraban propuestas. En un ejercicio de responsabilidad, lo más razonable y lo más responsable es tomar esta decisión", para asegurar que el pleno se desarrolle con la máxima normalidad y eficacia en otro momento, ha defendido Colau.

Ante las críticas de grupos municipales --especialmente del PP, Cs y PSC--, Colau ha replicado: "Tomo esta decisión precisamente porque soy la presidenta del pleno, y quiero que se pueda desarrollar con la máxima normalidad, la máxima eficacia y respetando los derechos de todos los concejales".

APOYOS A LA SUSPENSION

El portavoz del PDeCAT, Jaume Ciurana, ha celebrado la decisión, y el de ERC, Jordi Coronas, ha dicho que su grupo acepta la decisión aunque quería seguir trabajando ya que, después de que el Gobierno municipal haya retirado el punto del tranvía, "quizá no tenía sentido continuar".

Maria José Lecha (CUP) ha apoyado la decisión del Gobierno municipal, y ha afirmado que se produce una judicialización de la política por parte de PP, Cs y PSC, tras lo que Gerard Ardanuy (Demòcrates) ha celebrado también la suspensión de la sesión, porque "era lo más oportuno".

"GOLPE DE ESTADO MUNICIPAL"

Carina Mejías (Cs) ha pedido reflexión y responsabilidad a la alcaldesa: "Prometió no volver a suspender la actividad municipal por cuestiones externas y lo ha vuelto a hacer", le ha recriminado, y ha dicho que los concejales son adultos como para no pelearse, algo que también ha señalado el socialista Jaume Collboni.

El líder municipal del PSC ha lamentado la decisión de Colau pero ha criticado la judicialización de la política, y el del PP, Alberto Fernández, ha sentenciado que Colau ha promovido un "golpe de estado municipal" y ha dicho que su ejecutivo representa un peligro para la democracia y se ha aliado una vez con el independentismo, según él.