AENA y controladores acudirán al arbitraje si no llegan a un acuerdo

Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) y la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) han llegado hoy a un preacuerdo sobre el procedimiento negociador del convenio colectivo, según el cual se comprometen a someter aquellos aspectos en los que no logren un consenso a un árbitro que será designado por ambas partes antes del día 12 de enero, según informaron a Europa Press fuentes del gestor aeroportuario.

Ambas partes deberán nombrar a ese árbitro "para dirimir las posibles discrepancias que puedan surgir durante la negociación" antes de la fecha establecida.

La negociación será sometida a un procedimiento arbitral que ambas partes "deberán acatar en todos sus términos y que será de obligado cumplimiento", precisó el gestor aeroportuario en un comunicado.

El plazo para concluir la negociación del convenio será el 31 de enero de 2011, tal y como ya había adelantado el ministro de Fomento, José Blanco. Si pasado ese día persistieran las discrepancias, actuará el árbitro decidido previamente.

Una vez nombrado el árbitro, se suscribirá por ambas partes un compromiso arbitral en el que se constarán las cuestiones concretas sobre las que deberá pronunciarse el laudo arbitral y el plazo para dictarlo.

No obstante, el preacuerdo sobre el procedimiento negociador alcanzado hoy establece que si ambas partes no se ponen de acuerdo en la designación del árbitro antes de la fecha establecida, esto es, el 12 de enero, "las negociaciones del convenio se darán por finalizadas".

NEGOCIAR "DE BUENA FE"

Según detalló AENA, ambas partes se han comprometido a negociar durante todo este periodo "de buena fe" y a garantizar "la plena normalidad en la prestación del servicio por la totalidad de los controladores aéreos, así como al establecimiento de un clima de colaboración y paz social que permita avanzar en el diálogo y la solución negociada de las cuestiones planteadas".

Estos principios se incorporarán al II Convenio Colectivo y a la gestión y prestación del servicio "de forma permanente", concluye AENA, que está siendo asesorada en la negociación con los controladores por la firma de servicios profesionales KPMG.