Del mostrador a la mesa

La mejor manera de no llevarte una sorpresa cuando vas a un restaurante es poder ver qué vas a comer o cenar. Eso es lo que nos odrecen en Materia Prima (Dr Fleming, 7) primero eliges la comida en la tienda y después te la cocinan y sirven a tu gusto. ¿Qué más se puede pedir?