La mitad de los menores desaparecidos en España se fugaron

El principal motivo de desaparición de menores en España es la fuga, al superar el 50% de los casos detectados por la Fundación Anar (Ayuda a Niños y Adolescentes en Riesgo). La organización atendió en 2013 a través del Teléfono Anar 116000 un total de 229 casos de niños desaparecidos.

Estos son algunos de los datos desvelados este lunes con motivo de la presentación del Informe Anual del Teléfono Anar, que también reseña los secuestros parentales (con el 19,6% de los casos) y las situaciones en las que los menores han sido echados de casa (el 18,8%) como otras de las principales causas de desaparición de la población infantil.

La Fundación Anar recibió el año pasado a través de su línea directa para casos de niños desaparecidos un total de 1.871 llamadas, percibiendo un incremento de consultas entre los meses de marzo a junio.

Un total de 460 llamadas fueron consideradas de orientación especial (las que requieren que trabaje un equipo multidisciplinar de atención). En ellas, se percibió que el principal grupo de edad es el de adolescentes de 16 y 17 años (el 35,8% de las consultas). Las que hicieron referencia a adolescentes de entre 14 y 15 años fueron el 27,9%.

Estos datos, según la organización de protección a la infancia, "es un fiel reflejo a la incidencia de los casos de fugas que se han detectado en este periodo de tiempo en el servicio 116000, así como de los menores adolescentes echados de casa".

Aunque los niños y adolescentes acceden a este servicio 116000, también los adultos lo hacen en un alto porcentaje (el 77,7% de los casos de acceso al servicio, mientras que el 22,3% de los casos correspondieron a un menor).

Asimismo, el informe refleja que las niñas suponen el 69,4% de los menores implicados en los casos atendidos por el citado teléfono, frente al 30,4% de los niños, tendencia que continúa la tónica que la Fundación Anar ya detectó el año anterior.

Según la procedencia de las llamadas, el servicio recibió más consultas de los madrileños (28,92%), seguidos de los valencianos (8,5%) y andaluces (7,8%).