Madrid en Telemadrid.es

Los mercados de abastos se reinventan

La Comunidad de Madrid cuenta con una amplia oferta de antiguos mercados reconvertidos en centros culinarios y de ocio

Mercado de San Miguel

mimadrid

| 10.07.2015 - 12:38 h
REDACCIÓN

Los mercados de abastos ya no son lo que eran. Tras la invasión de centros comerciales, grandes superficies y cadenas de supermercados e hipermercados que hemos sufrido durante los últimos años, los mercados tradicionales han tenido que reinventarse para no desaparecer. Lo que antes era un lugar de venta de alimentos de todo tipo, hoy en día se ha convertido en un espacio que une ocio y gastronomía.

Sin abandonar del todo sus orígenes de mercado tradicional, estos mercados gastronómicos acogen bajo su techo una amplia oferta cultural y de ocio; desde bares de copas, hasta exposiciones de arte, pasando por talleres gastronómicos.

Madrileños y miles de turistas visitan cada año la amplia oferta de mercados gastronómicos de nuestra Comunidad. Algunos de estos mercados se ubican en edificios monumentales de interés histórico. Si vives en Madrid o tienes pensado visitarlo próximamente, no puedes dejar de acecarte a alguno de estos centros culinarios.

El Mercado de San Miguel es, sin lugar a dudas, el mejor situado de todos. Se encuentra ubicado en pleno centro del Madrid castizo, al lado de la conocida Plaza Mayor. El edificio en sí mismo ya nos sorprende. Nos encontramos con un edifico construído en hierro con una bella crestería de cerámica. Es el único mercado construído en hierro que ha llegado hasta nuestros días, por lo que ha sido declarado Bien de Interés Cultural. Desde su reapertura, tras una profunda remodelación, en el año 2009, se ha convertido en el referente de los mercados gastronómicos. En su interior, además de encontrar productos de primera calidad, podemos disfrutar de un magnífico aperitivo con un excelente vermut o degustar platos tan variados como las ostras, la paella o el sushi.

En la Plaza de Antón Martín encontramos el Mercado de San Antón, probablemente uno de los más "originales"y que más oferta cultural presenta, no en vano se ubica en el conocido barrio de Chueca. Este mercado, además de una excelente oferta gastronómica, acoge desde eventos gastronómicos internacionales hasta presentaciones de películas, obras de teatro o flashmobs. Cuenta además con un aliciente añadido, y es que en su planta superior encontramos una terraza-restaurante, conocida como "la cocina de San Antón", donde los visitantes pueden elegir cualquier tipo de alimento del mercado y pedir que se lo cocinen.

Continuamos en el barrio de Chueca para visitar el mercado ecológico El huerto de Lucas, donde podemos encontrar los mejores productos cien por cien orgánicos, que incluyen desde productos cosméticos hasta alimentos ecológicos, basándose siempre en la frescura, la seguridad alimentaria, los valores nutricionales y el sabor. Además este mercado de más de 450 metros cuadrados es una plataforma de promoción para una nueva cultura medioambiental donde realizan talleres y actividades que lo promuevan.

Sin alejarnos mucho de esa zona, nos encontramos con el Mercado de San Ildefonso, el de aspecto más cosmopolita. Este mercado, ubicado en la esquina de Fuencarral con Santa Bárbara, nace con el espíritu de los Street Market de Londres o Estados Unidos. Un lugar perfecto para comer de picoteo sin renunciar a la calidad. Destaca su patio interior, que cuenta con un jardín urbano en el que encontramos un árbol de más de ocho metros de altura y el Espacio Sorpresa, donde se sirve coctelería de vanguardia.

Sin movernos del Barrio de Malasaña, el Mercado Barceló acoge, además de una amplia oferta gastronómica, el Malasaña Market, donde más de cincuenta expositores muestran toto tipo de productos de artesanía y arte. Algunos fines de semana la oferta se amplía con actuaciones infantiles y degustaciones gratuítas.

En la calle Goya, en el Barrio de Salamanca, el antiguo Cine Carlos III acoge ahora el Mercado Platea. El más grande y quizás el más vanguardista. En sus seis mil metros cuadrados cabe un poco de todo: gastronomía, música, cine, artes escénicas, lecturas, talleres, show cookings, catas en el escenario, aperitivos musicales, magia, afterworks, cabaret y micro-teatro. Cuenta además con chefs que suman seis estrellas Michelin y once soles de Guía Repsol, como por ejemplo Paco Roncero, Ramón Freixa, Marcos Morán o Pepe Solla.

El Mercado de San Fernando, en la calle de Embajadores, es probablemente el que más conserva el espíritu del mercado de abastos tradicional. Los ciudadanos del barrio participan de manera activa en este mercado, compartiendo sus conocimientos culinarios en el espacio conocido como "la cocina del mercado". Destaca además su famoso puesto número 20, conocido como "la casquería", donde venden libros al peso, al precio de diez euros el kilo.

Finalizamos nuestro recorrido en el barrio universitario más conocido de Madrid para visitar el Mercado de Moncloa, una original propuesta de ocio culinario puesta en marcha en el año 2013. Distribuido en tres espacios en los que se ofrece una amplia variedad de cocinas de todo el mundo (italiana, americana, gallega, japonesa y tradicional), productos ibéricos, pastelería y panadería, vinos y espirituosos. Y cómo no, excelentes tapas, música y exposiciones.