Madrid en Telemadrid.es

La obsesión fotográfica de los hiperrealistas

El Museo Thyssen acoge una exposición con los maestros del género

Richard Estes Telephone Booths

mimadrid

| 03.04.2013 - 20:23 h
REDACCIÓN

Hace muchos años cayó en mis manos una tarjeta promocional de una exposición que, a modo de postal, reproducía unas cabinas telefónicas. Cuando la recogí pensé que se trataba de una fotografía y me llamó la atención su composición y los reflejos de la luz en el metal de las cabinas.

Mi memoria, escasa, no recuerda la muestra concreta pero lo que sí recuerdo es la impresión que me produjo esa imagen y mi incredulidad cuando di la vuelta a la tarjeta para descubrir que aquello no era una foto sino ¡un cuadro!

La imagen correspondía al óleo Telephone Booths de Richard Estes, maestro del hiperrealismo. Fue la primera obra que recuerdo haber visto de este movimiento pictórico surgido en Estados Unidos a finales de los años 60.

Es la misma imagen que ahora vuelvo a ver promocionando la exposición del Museo Thyssen-Bornemisza, Hiperrealismo 1967-2012, un recorrido por las obras más representativas de este movimiento impregnado de pop y sociedad de consumo. En la muestra se pueden ver obras de Estes, Audrey Flack, Charles Bell, Ben Johnson

Al mirar una obra hiperrealista da la impresión de que sus autores están poseídos por una especie de obsesión detallista, como si quisieran dar fe de cada molécula de los objetos que retratan y, por otra parte, los imagino en sus estudios enfrentándose a su proyecto como si retaran a la cámara fotográfica, empeñados en hacerlo mejor que el bromuro de plata. No tengo muy claro si lo fascinante de esta pintura es la obra en sí o la santa paciencia y la técnica de sus autores.

Pero no solo encontramos hiperrealismo en pintura, y si no haced una búsqueda de Duane Hanson, autor de impresionantes personajes del "Sueño americano" que tuvimos la suerte de ver en 2008 gracias a la Fundación Canal. Merece una búsqueda también las inquietantes macro esculturas de Ron Mueck (algunas dan hasta miedito)

El movimiento no está muerto en absoluto. Los motivos no son los mismos y la técnica ha evolucionado hasta convertirse en Hiperrealismo HD, si se me permite la expresión, con resultados asombrosos como los de Alyssa Monks, Robin Eley, Javier Arizabalo o Juan Francisco Casas (por citar algunos), este último utilizando el boli bic de toda la vida.

Yo no me la pierdo.

Dónde: Museo Thyssen-Bornemisza

Cuándo: Del 22 de marzo al 9 de junio