Madrid en Telemadrid.es

El coste medio de las comuniones en Madrid asciende a 2.527 euros

mimadrid

| 07.05.2013 - Actualizado: 14:04 h
REDACCIÓN

Las familias de la Comunidad de Madrid son las que más gastarán en las comuniones, alrededor de 2.527 euros por celebración, mientras que la media nacional se situará en 1.768 euros, según un estudio de la Federación de Usuarios y Consumidores Independientes (FUCI), realizado en un centenar de establecimientos.

Tras Madrid, las comunidades donde gastarán más son Cataluña y Valencia, con 2.453 y 2.398 euros, respectivamente, mientras que Canarias y Extremadura serán las que menos, con 1.025 y 1.084 euros.

El coste medio nacional sufre una tendencia a la baja desde el año 2010 y, en concreto, este año está previsto que se reduzca en un 16,8 por ciento con respecto a datos del año pasado, cuando se invirtió de media en torno a los 2.125 euros por comunión.

El presidente de FUCI, Gustavo Samoya, ha achacado a la "grave" situación económica de España la bajada de precios en vestidos y banquetes, ya que muchas familias deciden aplazar la comunión o hacer una pequeña celebración en casa tras la ceremonia.

EL BANQUETE, 1.200 EUROS DE MEDIA

Según el estudio, el principal gasto de esta celebración es el banquete, que representa más de la mitad del coste total (1.200 euros), ya que el precio por comensal ronda entre los 30 y 50 euros en función del restaurante y menú elegido.

El gasto en animadores infantiles es el que más se ha reducido del presupuesto (44 por ciento), de acuerdo con el informe, al igual que la compra de obsequios recordatorios, donde se gastará alrededor de un euro, y el reportaje fotográfico y de vídeo, que ha reducido su precio en torno al 8 por ciento, costando 230 euros de media.

En cuanto a la vestimenta, los trajes de niño rondan los 80 euros, mientras que el de las niñas es un poco más caro, unos 130 euros, cantidades a las que habría que añadir además el gasto en zapatos, complementos y peinado.

Samoya ha recomendado a los consumidores visitar varios establecimientos, comparar precios, asegurarse de si se incluyen en el precio todas las bebidas y, además, comprobar si hay algún tipo de servicio adicional, como animación o zona de juegos.