Una víctima del ciberacosador dice que éste le llegó a mandar 3 o 4 vídeos pornográficos por semana

Una víctima del ciberacosador dice que éste le llegó a mandar 3 o 4 vídeos pornográficos por semana

Más de una docena de victimas han declarado esta mañana en el juicio contra el ciberacosador, acusado de abusar de al menos 80 chicas, muchas de ellas menores la fiscalía pide a Jorge M.C. 359 años de cárcel por los delitos de elaboración y difusión de pornografía infantil, amenazas graves, vejaciones injustas y descubrimiento y revelación de secretos. Doce víctimas han contado en qué consistían las amenazas por videoconferencia, y otras tres, de forma presencial en la sala. A puerta cerrada y sin ver a su presunto acosador. En la sala, la chica que presentó la denuncia en Madrid que destapó el caso con presuntas víctimas en toda España, ha relatado su pesadilla.

Unos cuatro meses en los que presuntamente el acusado, tras arrebatarle su cuenta y contactos, la obligaba con amenazas a enviarle fotos y videos desnuda y a mantenerse conectada a internet hasta altas horas de la madrugada. Una situación por la que ha sufrido estrés postraumático y que la llevó incluso a cambiar de domicilio.

Esta joven madrileña, de 21 años, que ha estado acompañada de sus padres y su psicólogo, ha testificado, visiblemente afectada, a puerta cerrada y detrás de un biombo para evitar el contacto visual con el acusado.

La chica ha explicado que contactó con Jorge a través de Messenger "pensando que era una chica de Málaga" y le envió una fotografía en la que se le veía el pecho, como ha indicado su abogada, Carmen Carcelén.

La joven ha manifestado que se sentía "amenazada y coaccionada" porque el acusado, de 27 años y natural de Chipiona (Cádiz), tenía acceso a todos sus datos personales y sus cuentas, según su letrada.

Ha detallado que, entre febrero de 2008 y mayo del mismo año, cuando denunció los hechos, envió a Jorge tres o cuatro vídeos pornográficos, la mayoría masturbándose, cada uno de ellos de unos cinco minutos de duración, mientras él la amenazaba con difundir este material y contárselo a su familia. La mayoría eran videos masturbándose.

El fiscal ha recordado que en el ordenador del acusado fueron encontradas tres fotografías de esta joven, que ha afirmado que las tenía en su escritorio del ordenador, pero no en su cuenta.

Durante la jornada de hoy, han testificado una docena de víctimas más -dos de ellas en persona y el resto por videoconferencia desde diferentes ciudades españolas-, así como dos chicos, quienes han declarado que en 2008 les quitaron sus cuentas en Internet.

La mayoría de las chicas han explicado que por Messenger se relacionaban con la cuenta de un amigo, que de repente empezó a pedirles fotografías de sus "partes íntimas", por lo que se dieron cuenta de que alguien lo había suplantado y decidieron eliminar el contacto.

El abogado de la defensa, Juan Carlos Higuera, ha insistido en señalar que la mayoría de las víctimas tenían colgada alguna foto en la página web "votamicuerpo.com", definida por él como de "ligoteo", y ha hecho hincapié en las "irregularidades" en la investigación porque, a su juicio, no se han cotejado los datos hallados en el ordenador del acusado con los PC de las víctimas.

El juicio continúa el próximo jueves con los testimonios de más víctimas.