Un vertido de anticongelante contamina el parque Berlín durante doce días

Un vertido de anticongelante contamina el parque Berlín durante doce días

El desmontaje de una pista de hielo instalada durante la navidad ha provocado un vertido de líquido anticongelante durante doce días en el parque de Berlín, donde la absorción del material y la reposición de la tierra dañada no ha evitado que el líquido aflore de nuevo tras las lluvias.

El Consistorio madrileño asegura a Efe que ayer se retiró todo el vertido, del que han informado este sábado ABC y Eldiario. Es- Además, el Ayuntamiento de Madrid anuncia medidas disciplinarias contra la adjudicataria de la pista de nieve, la Asociación Madrileña de Feriantes (AMFE), debido a la "demora y omisión de las actuaciones"-

En concreto, este líquido verde es un anticongelante diluido al 30% con agua, que se usa para congelar la pista al que se le añade colorante verde para detectar fugas, precisamente lo que ocurrió el pasado 11 de enero.

Según indican fuentes del Ayuntamiento de Madrid a Efe este líquido "no supone un peligro para los transeúntes de la zona" al estar "al aire libre y con las temperaturas actuales".

Así se comprobó tras pedir un informe de toxicología al descubrir el vertido, aunque la Junta de Chamartín "procedió a balizar la zona cuando tuvo conocimiento del hecho".

El Gobierno de José Luis Martínez-Almeida responsabiliza de este vertido a la empresa adjudicataria, que además dilató el desmontaje de la pista de nieve, según el Consistorio a causa de las bajas temperaturas, pues antes de retirar la infraestructura se espera a que el hielo se deshaga a temperatura ambiente.

La Junta exigió al responsable que procediese "a limpiar la zona inmediatamente, controlar el vertido, retirar la tierra y reponerla" y éste aseguro que iba a hacerlo y que para ello ha contratado una empresa especializada.

Sin embargo, "ante su inacción" el Selur, el servicio de limpieza urgente de la capital actuó el pasado miércoles -doce días después de producirse el vertido- absorbiendo con una bomba todo el vertido que pudo y cubriendo el resto con sepiolita, una arena absorbente que después se retiró.

Tras las lluvias el vertido resurgió y Selur actuó de nuevo ayer. Según el Consistorio "en la zona con lo que ya no queda nada de anticongelante", aunque se procederá "a retirar la arena actual y reponerla de forma inminente" y el Consistorio estará "vigilante" por si el vertido reaparece.