Más de 1000 vencejos se han caído a la calle por calor

Más de 1000 vencejos se han caído a la calle por calor
Más de 1000 vencejos se han caído a la calle por calor

La última ola de calor que vivimos en nuestra comunidad ha afectado y mucho a las aves. Sobre todo a los vencejos. En una semana llegaron a ingresar hasta mil vencejos en el Centro de Recuperación para Rapaces Nocturnas Brinzal de Madrid. ¿La razón? Las altas temperaturas les hicieron caer de sus nidos.

En total más de 100 vencejos se han caído a la calle por calor, unos datos que se corresponden con la última semana de junio, la semana de más calor en Madrid en lo que llevamos de verano.

En plena ola de calor se llegaron a recoger 200 vencejos caídos al día

Estos datos son muy significativos, si tenemos en cuenta que cada año se suelen recoger entre 600 y 700 ejemplares de las calles. Durante los días de calor se pueden llegar a recoger hasta 200 vencejos al día. Lo bueno es que son localizados con facilidad, ya que suelen anidar en la ciudad.

"El hecho de que críen dentro de ciudades hace que sea más fácil que la gente los encuentre. No hay pollo que se tire y que no encuentre a alguien" (Raúl Alonso, responsable de Brinzal)

El Centro de Recuperación para Rapaces Nocturnas Brinzal de Madrid pide ayuda a los ciudadanos, ya que son incapaces de recoger por sí solos a todos los vencejos caídos. Por eso, piden la solidaridad de aquel que encuentre a alguno de estos pájaros en el suelo para que lo lleve hasta sus instalaciones. Dependiendo de la edad del pájaro, pueden pasar en este centro entre dos días hasta dos meses. Cuanto más pequeños son, más días tendrán que pasar en recuperación. Allí les rehidratan y suministran alimento. Si han sufrido algún daño por la caída, también reciben asistencia de los veterinarios.

El vencejo suele soportar con facilidad las altas temperaturas, sobre todo porque busca zonas menos calurosas. Normalmente anida bajo las tejas o en pequeñas grietas o cavidades de edificios. Sin embargo, la ola de calor hace que la temperatura del nido aumente. De hecho puede llegar a alcanzar los 80 grados. Esto hace que se precipiten a la calle.

El calor hace que los nidos se caigan a la calle y los pájaros no pueden remontar el vuelo

Estas aves poseen unas largas alas que sí, les permite volar sin posarse durante mucho tiempo, pero les impide remontar el vuelo si se posan en el suelo. De ahí su problema al caer desde el tejado al suelo.

Los vencejos no son los únicos pájaros afectados por las altas temperaturas, aunque sí los más numerosos. Junto a ellos, durante la pasada ola de calor también ingresaron cigüeñas y estorninos.

Para ayudar a los pájaros a soportar las altas temperaturas, desde el centro de Brinzal se pide la ayuda de todos. Se pueden colocar, dicen, pequeños recipientes con agua en los balcones.