El uso del vehículo privado en el centro de Madrid baja un 6%

El uso del vehículo privado disminuyó un 3 por ciento año pasado en la almendra central de Madrid y un 6 por ciento en el distrito Centro, mientras que la utilización del transporte público subió entre los residentes en esa zona y bajó entre los no residentes.

Así se desprende del quinto Informe del Estado de la Movilidad 2012 realizado por el Ayuntamiento de Madrid, donde se constata que los madrileños utilizaron el vehículo privado para sus desplazamientos en el interior de la ciudad en 2012 un 2,5% menos que el año anterior, pero se mantuvo su uso en los accesos a la ciudad.

El año pasado, según este estudio, los madrileños eligieron más el transporte público como forma de desplazamiento, mientras que los no residentes redujeron su utilización.

El informe cuenta con más de 60 indicadores para evaluar el estado de movilidad de la ciudad a partir de los datos obtenidos los últimos cinco años, lo que le permite al Ayuntamiento disponer de un instrumento para observar tendencias y programar actuaciones.

CAE EL USO DEL TRANSPORTE PÚBLICO

Revela que el descenso de la actividad económica, la reducción del consumo y del empleo, asociado a la crisis, con una caída del PIB superior al 1% en la Comunidad de Madrid, han ocasionado una caída generalizada de la movilidad motorizada del 3%: un 2,5% en el vehículo privado y un 4,4% en el transporte público.

El uso del transporte público en los residentes de la ciudad de Madrid aumentó del 62%, en 2011, al 65% en 2012, y se redujo la utilización del vehículo privado en el interior de la M-30, del 38%, en 2011, al 35% en 2012.

Por el contrario, entre los visitantes creció el uso del coche privado y se redujo el del transporte público.

El aumento del porcentaje de utilización del transporte público fue más acusado en la almendra central, donde se incrementó del 73% en 2011 al 78% en 2012, mientras que la disminución en la utilización del vehículo privado en el distrito Centro cayó un 6%.

El Ayuntamiento atribuye este descenso, en parte, a la transformación de un carril de circulación en el eje Mayor-Alcalá en carril-bici y al aumento de las tarifas del SER en la Zona de Bajas Emisiones.

Además, y según constata el informe, el año pasado aumentó un 27% la demanda de uso de bicicleta en Madrid.

Todos estos factores han propiciado una disminución notable de la contaminación atmosférica local, a la que han contribuido también la sustitución de la flota de la EMT por vehículos menos contaminantes, el 56,6% a finales del año pasado en la zona de bajas emisiones.

También destaca la renovación del parque de autotaxis con vehículos híbridos y de gas, que representa un 18,5% del total, aumentando en números absolutos un 50% el valor del año 2011.

En cuanto a la seguridad vial y como factor positivo, destaca la reducción en un 6% del número de víctimas graves en accidente de tráfico, mientras ha repuntado el número de víctimas mortales, de 30 a 33.