Los vecinos denuncian que se "pisotee su derecho a la salud para favorecer el alcohol y el ruido" del Orgullo

La Asociación de Vecinos de Chueca y la Coordinadora de Asociaciones de Vecinos de Centro han acusado este domingo a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, de "pisotear el derecho a la salud" de miles de madrileños para favorecer "el negocio del alcohol y el ruido" del Orgullo Gay.

En una publicación en su página web, han expresado su "más rotundo desacuerdo" con la decisión del Ayuntamiento de Madrid de eximir a la fiesta del Orgullo del cumplimiento de la ordenanza contra el ruido. Respetan, indican, el derecho a la celebración pero siempre que concilie con "el derecho a poder tener una vida familiar normal" en sus casas.

Los vecinos han hecho hincapié en que el Orgullo es un "evento privado con ánimo de lucro" y que, pese a que otros años se ha sancionado a los promotores por superar "de manera alarmante los niveles de ruido permitidos", con Carmena la ley que les protegía "ya no vale".

Así, denuncian que este evento de empresas privadas no debe "ser objeto de trato privilegiado, ni eximido del cumplimiento de la legislación de aplicación general, y menos usando groseros atajos legales como la declaración de Fiesta de Interés General".

BARBERO CREE DESPROPORCIONADA LA OPINIÓN DE FALTA DE AGENTES DURANTE ORGULLO

Por su parte, el delegado de Salud, Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid, Javier Barbero, ha afirmado hoy que las opiniones de "algunas personas muy concretas" sobre la falta de efectivos policiales durante este fin de semana en el Orgullo LGTB es "desproporcionada".

Barbero ha presentado, en la plaza de Chueca, el dispositivo de seguridad especial para los principales días de las fiestas del Orgullo LGTB en la ciudad después de que durante el primer fin de semana de las mismas algunos agentes hayan criticado el poco personal disponible para garantizar la seguridad. "Lo que he leído en prensa es la opinión de algunas personas muy concretas, pero creo que hacer generalizaciones en torno a lo que opinan los agentes me parece que es desproporcionado como tal", ha insistido el delegado de Salud, Seguridad y Emergencias.

Barbero ha asegurado que el Ayuntamiento, junto con el Cuerpo Nacional de Policía, sigue garantizando "la seguridad en la ciudad en esta gran fiesta" del Orgullo LGTB.

Por su parte, el comisario principal de la Policía Municipal de Madrid, Gerardo del Rey, ha dicho que el dispositivo de este año "será similar al que se ha montado todos los años", empezando con el pregón de este miércoles y hasta el domingo con el fin de fiestas.