Los vecinos del centro se movilizan contra los pisos turísticos