Los vecinos de San Blas crean un 'comando' contra los narcos

Aquí se vende droga. Y los vecinos de San Blas no aguantan más. Hartos del trapicheo habitual se rebelan y crean un comando antidroga. Graban con cámaras la venta de sustancias ilícitas y denuncian a los narcos en este complicado barrio de la capital. Y pagan las consecuencias. Han sido víctimas de amenazas, agresiones y robos. Todo ocurre a 250 metros de una comisaría de Policía.

Ésa es la situación que un día tras otro viven los vecinos de una barriada de San Blas. Ya no saben que hacer e intentan amedrentarlos, en muchos casos, arriesgándose a que se produzcan altercados con ellos.

Han formado un "comando antidroga" para que no campen a sus anchas. Tienen miedo y mucha preocupación, porque se trapichea por todas partes. Muchos de ellos han recibido amenazas de muerte. Los robos y las agresiones son constantes. La tensión en el barrio va a más. Se teme que, un día, haya un enfrentamiento entre unos y otros.