Un vecino de Aranjuez patenta un ladrillo anti-sísmico

Un vecino de Aranjuez, Andrés Villamarín, es el inventor del ladrillo "anti-sísmico". Asegura que se trata de un ladrillo capaz de ofrecer cuatro veces mas resistencia que uno convencional. Por él se han interesado ya algunos países que sufren terremotos en Sudamérica. Telemadrid ha estado en el garaje donde surgió la idea.

Andrés asegura que su ladrilló anti-sísmico, dotado de dos oquedades autocentrables y de varillas que se encajan durante la construcción, multiplica por 6,25 la resistencia de cortadura de uno de estos elementos.

Su inventor Andrés Villamarín asegura además que su intalación es más rápida que uno de los convencionales. Un ladrillo normal se coloca en 30 segundos y el inventado por Andrés en 6 segundos. Eso, asegura Andrés, ahorra tiempo y dinero.

Con 73 años, Andrés ha patentado su invento. Algunos países se han interesado por él. Una universidad colombiana estudia la resistencia del mismo y en la India estudian su "robotización".

El inventor sostiene que su ladrilllo evita las vibraciones y asegura que su sueño sería que "en España dijesen vamos a fabricarle".