Unos 20.000 usuarios del taxi afectados cada día de manifestación en el Centro

Unos 20.000 usuarios del taxi se ven afectados por los cortes de tráfico cada vez que hay una manifestación en el centro de Madrid, una zona en la que los taxistas hacen el 25% de sus carreras y donde con frecuencia se ven obligados a dejar "tirados" a los clientes por estas protestas.

El presidente de la Asociación Gremial del Taxi, Julio Moreno, ha dado a conocer estos datos tras la reunión que ha mantenido hoy la Junta directiva de esta organización con los consejeros de Presidencia y Justicia, Salvador Victoria, y de Transportes e Infraestructuras, Pablo Cavero, para conocer los perjuicios que les acarrea la proliferación de manifestaciones en el centro de la ciudad.

Se trata del tercer encuentro que mantiene el Gobierno regional en los últimos diez días con los distintos colectivos y organizaciones profesionales que pueden verse afectados o perjudicados económicamente por el elevado número de manifestaciones que se celebran en la Puerta del Sol y sus alrededores.

Uno de estos colectivos son los taxistas, que cada mes hacen más de 275.000 carreras con origen o destino al centro de la ciudad para trasladar a unos 687.000 pasajeros (el 25% de su volumen de trabajo), muchos de ellos turistas.

Según el presidente de la Asociación Gremial -una de las más representativas del sector, con 8.500 asociados- estos clientes se llevan "una mala imagen" de Madrid por las molestias que les ocasionan los cortes de tráfico en días de manifestación en el centro.

CLIENTES "TIRADOS"

Moreno ha dicho que, en estas circunstancias, los taxistas se ven obligados a dejar a los clientes literalmente "tirados", muchas veces con maletas y niños, ante la imposibilidad de circular por la zona o no pueden trasladar a personas discapacitadas cuando hay manifestación.

Por todo ello, ha solicitado a las administraciones "que intenten ordenar, no prohibir" el derecho de manifestación porque está causando "pérdidas muy muy grandes" y no solo económicas sino también de "imagen", ha declarado el presidente de la Gremial.

El consejero de Presidencia y Justicia, por su parte, ha adelantado que dentro de la ronda de conversaciones que mantiene la Comunidad con afectados por las protestas en Centro, la próxima reunión será con representantes del Corte Inglés y le seguirán otras con las grandes compañías con intereses comerciales en el barrio de Sol, como Inditex, Fnac, y pronto Appel y el centro de Canalejas.

Victoria ha calificado de "buena y sensata" la propuesta de la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, de reducir las manifestaciones en la Puerta del Sol acogiéndose a que esta plaza es Bien de Interés Cultural (BIC).

No obstante, ha dicho que estudiar esta y otras iniciativas es un asunto que compete a la Delegación del Gobierno, a la que ha solicitado que valore las propuestas "sobre la base de los perjuicios reales" que ocasionan las manifestaciones en el Centro y no "de ensayos de laboratorio".

El consejero ha recordado, sin embargo que, aunque en Madrid no existe "una zona exenta de manifestaciones" en la Plaza Mayor "sólo se han celebrado 16 en los últimos tres años", gracias a la protección de la que goza este espacio.

Victoria ha destacado además el perjuicio que supone para el Centro de la ciudad el "cóctel manifestaciones y pequeña delincuencia", problema este que también han denunciado los taxistas que, según Julio Moreno, muchas veces recogen bajo los asientos de sus vehículos carteras robadas por algún viajero que "de paso -ha dicho- pagan la carrera con el dinero sustraído".