Los ultras se citaron hace dos semanas para pegarse "a mano abierta"

Los hombres de confianza de las hinchadas ultras del Frente Atlético y de los Riazor Blues iniciaron hace dos semanas los contactos telefónicos para citarse el domingo 30 de noviembre en los aledaños del estadio Vicente Calderón y mantener una pelea "a mano abierta", es decir, sin armas.

Así lo han señalado a Efe fuentes policiales que explican que la quedada se gestionó hace quince días entre los máximos responsables de estos grupos ultra que habitualmente mantienen contacto porque disponen de sus respectivos números de teléfono.

En este primer contacto, apuntan las fuentes, los implicados pactan, incluso, que sean tracas, petardos y otros elementos pirotécnicos la señal que dé el pistoletazo de salida a una pelea en la que no pueden usarse ni armas blancas ni elementos contundentes, aunque todos ellos saben que esta norma no se respetará.

Tres días antes de la cita, responsables del Frente Atlético corroboran entre ellos la quedada por Whatsaap con un mensaje el que se fija las siete de la mañana como hora del encuentro para "desayunar" y se instaban entre sí a borrar inmediatamente ese texto.

Un mensaje que sí llega a los servicios de información de la policía, destacan las mismas fuentes, como también que desde A Coruña se comunicara a Madrid la intención de que un número de radicales del equipo deportivista se iba a trasladar en dos autobuses a la capital, aunque desconocían si disponían o no de entradas para el partido.

FALTA DE INFORMACION

Otras fuentes destacan que ese informe no fue lo suficientemente exhaustivo para advertir a las unidades antidisturbios de que se desplazaran a las inmediaciones del estadio a primera hora del domingo.

A ello se añade que el partido no fue declarado de riesgo y, por tanto, no se estableció el protocolo habitual para controlar a las hinchadas radicales como duplicar o incluso triplicar el número de efectivos y de que estos se desplegaran horas antes de las dos previas habituales al partido o se establecieran controles en carretera antes de la llegada de los autobuses.

A expensas de los resultados de la investigación, todo parece indicar que la policía minusvaloró las intenciones de los ultras, toda vez que es habitual que miembros del Frente Atlético queden para tomar algo antes del partido, aunque es la primera vez que se citan con tanto tiempo de antelación.

Cuando los autobuses de los ultras gallegos llegaron al municipio madrileño de Galapagar un grupo de los radicales del Rayo Vallecano, los Bukaneros, con buena sintonía con los Riazor Blues al ser ambos de ideología antifascista, subió a los vehículos y dispusieron dos coches lanzadera para eludir cualquier control policial.

Una vez en la capital, los autobuses quedaron aparcados a 500 metros del Vicente Calderón, en la zona de Madrid Río, donde a la señal indicada comenzó una reyerta que duró al menos 45 minutos hasta que acudió la policía y que acabó con la vida del hincha deportivista Francisco Javier Romero Taboada, alias 'Jimmy'.

Tal pudo ser el error que, de hecho, los agentes de un coche zeta de la policía que acudió al lugar mostraron su sorpresa de que no hubiera compañeros de Información y de que los participantes en la reyerta llevaran 45 minutos pegándose y "nadie" acudiera.

Las fuentes policiales advierten de que independientemente de que ahora los dos grupos ultras involucrados se culpen mutuamente de una agresión espontánea, lo cierto es que existió una quedada previa que además fue confirmada tres días antes.

Las mismas fuentes han señalado que entre los detenidos no se encuentran los autores del apaleamiento de 'Jimmy', por lo que la policía sigue visionando el abundante material grabado de la reyerta y no descarta practicar más detenciones.

INTERIOR INVESTIGA LOS FALLOS

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha asegurado que su Departamento está investigando si fallaron los protocolos de seguridad a la hora de prevenir la reyerta ultra entre los Riazor Blues y el Frente Atlético del pasado domingo que se saldaron con el fallecimiento de un seguidor radical del Deportivo de La Coruña. En cualquier caso, ha considerado "injusto" que se ponga el foco en la Policía.

Fernández Díaz ha sido preguntado acerca del comunicado del Sindicato Unificado de la Policía (SUP), según el cual, desde la Jefatura Superior de Policía de Galicia se comunicó el desplazamiento de "un mínimo" de 50 ultras del Deportivo.

En cambio, el Director General de la Policía, Ignacio Cosidó, afirmó ayer que se tenía "conocimiento de algunas peñas que se iban a desplazar, pero no se tenía información sobre ningún autobús que se iba a desplazar con estos violentos, los Riazor Blues. Había habido sospecha de que podrían intentarlo, pero no teníamos conocimiento de que se fueran a desplazar ni en uno ni en dos autobuses.

DELEGACION DEL GOBIERNO EN MADRID TAMBIEN LO NIEGA

"Le puedo garantizar que si hubiésemos tenido constancia de esa información no sólo no hubiesen llegado a los alrededores del Estadio, sino que ni siquiera hubieran llegado a Madrid", zanjó Cosidó en su comparecencia desde el Consejo Superior de Deportes. A esta tesis se suma la Delegación de Gobierno en Madrid, según la cual no se tenía conocimiento del desplazamiento ultra.

El ministro ha terciado en ese debate al ser preguntado por la información difundida por el SUP. "Yo quiero decir que no me parece justo sinceramente que se ponga el foco en la Policía. No hay que poner el acento en la Policía y en esos protocolos, si ha fallado algo o no ha fallado nada se estudiando", ha dicho al tiempo que ha recordado que los secretarios de Estado de Deporte y Seguridad van a comparecer en el Congreso próximamente "para dar cuenta de todo lo que haya que dar cuenta".

En ese sentido, ha abogado por aprender de lo que ha sucedido para que "nunca más vuelva a suceder". "Tiene que haber un antes y un después", ha añadido al tiempo que ha defendido que "todos los clubes sigan la estela de otros equipos como el Real Madrid y el Barça, no mirar hacia otro lado", es decir, "sacar fuera de los estadios a personas que no son aficionados a un deporte" para lo que ha manifestado su confianza en que van a tener la colaboración de los clubes de fútbol.

En relación a la reyerta entre ultras del pasado domingo en los aledaños del estadio Vicente Calderón ha insistido en la tesis de que habían quedado ambos grupos para pegarse. Fernández Díaz ha dicho en dos ocasiones que el enfrentamiento fue "previa cita". El ministro ha hecho estas declaraciones tras asistir a la entrega de los Premios de la Guardia Civil en la Comandancia del Instituto Armado en Madrid.

COMUNICADO DEL SUP

El comité federal territorial del Sindicato Unificado de Policía (SUP) en Galicia ha manifestado que, desde la Jefatura Superior de Policía en esta comunidad autónoma, se envió "en tiempo y forma" a la Oficina Nacional de Deportes el desplazamiento de "un mínimo" de 50 seguidores de Riazor Blues.

En un comunicado, y en relación a incidentes que acabaron con la vida del hincha del Dépor y miembro de los Riazor Blues Francisco José Romero Taboada, el SUP condena "de forma tajante los episodios de violencia vividos en las inmediaciones del Estadio Vicente Calderón", al tiempo que se solidariza con la familia del fallecido.

Por otra parte, defiende la labor llevada a cabo por los miembros del Cuerpo Nacional de Policía. En lo que respecta a la Jefatura Superior de Policía de Galicia, defiende el trabajo de los funcionarios encargados de remitir la información relativa al desplazamiento de aficionados desde A Coruña, "siendo enviada en tiempo y forma a la Oficina Nacional de Deportes", añade.

REMITIDA EL JUEVES

Sobre esta información, indica que se detallaba "el número de entradas vendidas por la Federación de Peñas de Deportivo de La Coruña (325), tanto a las peñas de A Coruña (215) como a dos peñas de Madrid (110), las vendidas por el RC Deportivo, el número autobuses y la previsión de desplazamiento de Riazor Blues a Madrid (mínimo 50 seguidores)".

Al respecto, el SUP precisa que esta información fue remitida el jueves, 27 de noviembre.

LOS RIAZOR BLUES NIEGAN LA QUEDADA

Por su parte, los Riazor Blues niegan, a través de su blog, que se hubiese organizado una "quedada" entre ultras del Atlético de Madrid y del Deportivo de La Coruña, además de pedir "la pronta puesta en libertad" de los miembros de esta peña detenidos.

También trasladan su "pésame" a familiares y amigos del hincha fallecido, Francisco José Romero Taboada. A él, miembro de esta peña, dedican su blog.

'Jimmy D.E.P', aparece en una esquina del blog escrito con letras azules y con el nombre con el que era conocido entre sus allegados y conocidos. Además, aparece en un fondo negro, una bandera con los colores del Deportivo y encima un lazo negro.

Debajo, publican un comunicado en el que dan su "más sentido pésame a todos los familiares y amigos de nuestro hermano Jimmy", añaden en su escrito. APOYO

"Aprovechamos también para aclarar que los hechos ocurridos el pasado domingo no corresponden con ninguna quedada entre miembros de los dos grupos", señalan en alusión a los Riazor Blues y el Frente Atlético". También subrayan que su forma de viajar "fue la misma que en años anteriores".

En la misma línea, muestran su "apoyo y solidaridad" a sus "compañeros detenidos, algunos de ellos heridos, así como a sus familiares", apostillan. En la misma, piden "su pronta puesta en libertad", añaden el comunicado sobre los 15 detenidos de miembros de Riazor Blues.