Los trenes de Cercanías sufren alteraciones desde hoy por las obras del túnel de Pío XII

Las obras que está realizando Adif para eliminar las filtraciones de agua en el túnel de Pío XII, que pasa por debajo de las playa de vías de la estación de Chamartín, han motivado cambios en la frecuencias de trenes Civis del servicio de Cercanías.

Según han informado la entidad y Renfe, el servicio de trenes de Cercanías de todas las líneas, excepto la C5 y la C9, puede verse afectado por este motivo entre hoy 9 de julio y el 31 de agosto. Para ello, Adif ha planificado las obras con el propósito de "minimizar" las afecciones al tráfico ferroviario en la estación de Chamartín, en coordinación con Renfe.

No obstante, éstas afectarán a la oferta habitual de trenes. Así, desde el 9 al 22 de julio en las líneas C2, C7 y C8 se modifica lafrecuencia de paso de trenes. Las obras también afectarán a la circulación de los Civis, ya que, desde el 9 de julio al 24 de agosto se suprimirán los que tienen salida de Guadalajara a las 6.05 horas y a las 6.40 horas, que volverán a circular el 27 de agosto.

Por otro lado, los servicios Civis entre El Escorial y Chamartín modificarán su recorrido entre los días 9 de julio y 24 de agosto, finalizando su recorrido en Príncipe Pío (en lugar de en Chamartín). Mientras, los servicios entre Chamartín y Villalba se iniciarán en Atocha.

Además, especifica que cualquier otra alteración del servicio que pueda producirse durante las obras se comunicará "oportunamente" por los canales habituales y recomienda, ante estos cambios, consultar los horarios antes de viajar.

TUNEL DE PIO XII

Las obras que está llevando a cabo Adif, tienen por objetivo eliminar las filtraciones de agua en el túnel que comunica las calles Pío XII y Sinesio Delgado. Los trabajos, con un presupuesto de 3,8 millones (IVA incluido) y un plazo de ejecución de tres meses, comprenden diferentes tratamientos encaminados tanto a evitar las filtraciones como a reparar los elementos afectados por el agua.

El túnel de Pío XII, de titularidad municipal y construido en los años 60 del pasado siglo, tiene una longitud de 700 metros, 200 de los cuales discurren bajo algunas vías de la estación de Chamartín. En este tramo, afectado por las filtraciones, existe una estructura de vigas metálicas que, apoyada en los laterales del túnel, sirve de soporte a las vías de la estación.

Desde que se detectó el problema, técnicos de Adif y del Ayuntamiento de Madrid han venido trabajando conjuntamente para analizar el problema y determinar las posibles soluciones. En este sentido, Adif encargó una inspección exhaustiva de la estructura metálica que da soporte a las vías, determinándose que era necesario actuar tanto en Chamartín (especialmente en la plataforma de las vías y en las zonas de juntas) como en la propia estructura.