"La transformación de la Cañada ha pasado de las palabras a los hechos", dice Cifuentes

"La transformación de la Cañada ha pasado de las palabras a los hechos", dice Cifuentes

La Comunidad de Madrid ha cumplido el 35 por ciento de las medidas incluidas en el Pacto Regional por la Cañada Real, tras poner en marcha el 40 por ciento del total, entre las que destaca el asfaltado de 15 kilómetros de sus vías con el fin de mejorar la calidad de vida de 7.000 habitantes. Así lo ha manifestado la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, tras visitar un tramo de la Cañada Real en el sector 4, donde se están realizando parte de estos trabajos, que cuentan con una partida de 750.000 euros. En la visita ha participado el alcalde de Rivas, Pedro del Cura, y el consejero de Presidencia, Ángel Garrido, entre otros.

Cifuentes ha comprobado la situación de estas labores a su paso por Rivas, que están permitiendo poner fin al "gran deterioro" que había hasta el momento y que suponía un "obstáculo importante" para los vecinos que viven en esa zona, donde se trabaja por una mayor "inclusión social".

En este sentido, ha apuntado que el asfaltado, que se concluirá a mediados de enero, permitirá mejorar la comunicación de este terreno y, especialmente, permitirá que los vecinos puedan disfrutar "de unas condiciones de vida dignas", teniendo acceso a servicios como Correos o permitiendo la entrada de ambulancias.

Cifuentes también ha apuntado que, en el marco de estas labores, se han ejecutado otras tareas, como la instalación de una red para el alumbrado y para el suministro de agua, de forma que los vecinos no se vean obligados a "engancharse" de forma ilegal.

No obstante, ha recalcado que en materia de agua se van a establecer contratos personales con cada hogar, de forma que puedan acogerse a las "tarifas sociales" que cuestan cuatro euros al mes.

Con todo, se busca construir una sociedad "más justa", donde todos los vecinos "tengan los mismos derechos y obligaciones", han apostillado.

UNA REIVINDICACIÓN HISTÓRICA

La presidenta autonómica ha puesto el acento en que se haya comenzado a trabajar con "buen ritmo" sobre la Cañada y ha argumentado que es "el principio de un largo camino" que da respuesta a una "reivindicación histórica".

De "histórico" también ha calificado al Pacto Regional de la Cañada Real, en el que se incluyen estos trabajos y que, según ha recordado, logró salir adelante con el respaldo de todas las administraciones involucradas, desde el Gobierno regional hasta los consistorios de Rivas, Coslada, Madrid y la Delegación del Gobierno.

"La transformación de la Cañada comienza a ser una realidad, tras haber pasado de las palabras a los hechos", ha subrayado Cifuentes, para ensalzar que este mítico terreno está viviendo un momento "de cambio, transformación y mejora" que está garantizado a mantenerse en el tiempo.

Todo ello, ha insistido, permitirá "desmantelar" aquellas zonas de la Cañada Real que eran un "núcleo de marginalidad", al tiempo que se mejorarán las condiciones "verdaderamente penosas" que tenían que sufrir otros vecinos que, pese a ello, viven en áreas que se van a poder mantener, con sus correspondientes mejoras.

Cifuentes ha recordado que el pacto fue apoyado también por las asociaciones de vecinos, que han estado representadas en el acto y cuyos portavoces han agradecido estos trabajos, que permitirán, además de que tengan unas mejores condiciones, que "la gente deje de ver a la Cañada con una connotación negativa".

pcl/np