El tráfico en las carreteras de Madrid se redujo en 2012 por quinto año consecutivo

El tráfico en las carreteras de Madrid se redujo en 2012 por quinto año consecutivo
El tráfico en las carreteras de Madrid se redujo en 2012 por quinto año consecutivo |Telemadrid

El tráfico en las carreteras madrileñas en 2012 fue un 5 por ciento menor que el registrado en 2011, lo que supone una disminución de la circulación por quinto año consecutivo, con una media diaria superior a 7.500 vehículos desplazados por las vías regionales.

Estas son algunas de las conclusiones que contiene el estudio de Intensidad Media Diaria (IMD) de circulación de 2012, elaborado por la Dirección General de Carreteras, que ha presentado el consejero de Transportes, Infraestructuras y Vivienda, Borja Carabante.

Según los datos del Informe, la circulación fue "especialmente intensa" en la red principal, por la que transitaron unos 21.000 vehículos diarios, seguida por algunos tramos de la M-45 y la M-607, donde se llegó a superar los 90.000 vehículos por jornada.

La Comunidad de Madrid dice en una nota de prensa que el análisis da a conocer los hábitos de circulación de las carreteras regionales, que son "de gran utilidad" para planificar las actuaciones necesarias en cada tramo, en función del desgaste que haya sufrido.

Según Carabante, en su apuesta por la seguridad vial la Comunidad ha llevado a cabo en los últimos años diversos proyectos de construcción de infraestructuras y de conservación de los medios, lo que ha contribuido a una "significativa" reducción de la siniestralidad y a una mejor distribución del tráfico.

VIAS CON MAYOR INDICE DE CIRCULACIÓN

Las vías con mayor índice de circulación en 2012 fueron la M-45, la M-607, la M-503 y la M-501, mientras que algunas de la red local, como la M-502, la M-130 y la M-319, fueron las que menos tránsito registraron, por debajo de cien vehículos al día.

Carabante también ha relacionado los datos del informe con los hábitos de movilidad de los madrileños, que se han visto modificados por la crisis económica y que se reflejan en la reducción del cinco por ciento del tráfico con respecto a 2011, siendo el quinto año consecutivo en el que la intensidad de circulación disminuye.

El consejero ha asegurado que la Comunidad de Madrid no ha dejado de invertir en carreteras "porque la seguridad no puede reservarse sólo a las vías con más circulación".