Los trabajadores de Irubus solicitan la intercesión del Consorcio en la huelga

Los trabajadores de la empresa de autobuses Irubus, del grupo Alsa que desarrolla su actividad en la sierra oeste, se han concentrado hoy frente a la sede del Consorcio Regional de Transporte para pedir que medie en el conflicto laboral que se desarrolla desde octubre.

Más de un centenar de conductores y trabajadores de la empresa han acudido a Madrid para solicitar al organismo que interceda y "no tener que llegar la semana que viene a los paros indefinidos"."Para que la empresa se mueva porque sigue con la misma postura y no para de decirnos que bajemos las pretensiones, que las hemos bajado", han explicado fuentes sindicales a Efe.

En este sentido, desde el comité de empresa han indicado que el pasado jueves en una nueva reunión "parecía" que se iba a llegar a un acuerdo, pero "a última hora" no se produjo.

La jornada de huelga de este lunes ha transcurrido con normalidad en el funcionamiento de los servicios mínimos, no obstante se ha producido alguna retraso "debido al celo" de los representantes sindicales en la revisión de los vehículos.

Asimismo, desde la dirección se denuncia que durante la mañana se han producido incidentes como la rotura de las lunas laterales de dos autobuses en la Estación de San Lorenzo de El Escorial.

Fuentes de la dirección han explicado a Efe que la semana pasada se reunieron ambas partes en el Instituto Laboral de Madrid, para intentar un acuerdo satisfactorio para ambas partes que permita volver a la normalidad."Lamentablemente, la reunión finalizó sin acuerdo, pues la representación de los trabajadores continuó manteniendo sus peticiones de incrementos salariales desorbitados y no realistas, cuyos costes siguen siendo inasumibles para Irubus y para cualquier empresa del sector que quiera tener viabilidad y futuro", han advertido.

Por ello, la dirección ha mostrado su "gran preocupación" por el rechazo de la última propuesta de mejora y la decisión de "radicalizar los paros a partir del 11 de diciembre".

Ante esto, ha destacado el "esfuerzo negociador de la dirección" y critican que los nuevos paros provocan que retiren la oferta de la compañía ya que es "imposible de mantener" con las "pérdidas añadidas".

Asimismo, desde IRUBUS ha asegurado que han negociado "siempre" desde "posiciones empresariales razonables a pesar de las acciones violentas y actos de vandalismo y sabotaje contra los vehículo".

"Hacemos un nuevo llamamiento a la responsabilidad y al sentido común, para que todo el mundo recapacite y se ponga fin a una huelga cuya prolongación no lleva a ningún lado y perjudica cada día más a los viajeros", han concluido.