Los taxistas madrileños deciden mantener la huelga hasta este miércoles

El sector del taxi mantiene la huelga que secunda en las principales ciudades españolas pese a que el Ministerio de Fomento, que ha convocado para mañana la Conferencia Nacional de Transporte, ha apelado a la responsabilidad y a la "conciencia cívica" de quienes prestan un servicio público. El Paseo de la Castellana continua tomada por los taxistas que desde el lunes protestan ante la sede de Fomento con sus vehiculos para exigir "algo más de certeza y certidumbre" sobre el futuro del sector.

Solo un carril de evacuación por sentido permanece abierto al tráfico en la Castellana, mientras que los otros cuatro carriles por sentido siguen ocupados por cientos de vehículos cuyos conductores han decidido continuar la protesta pasando la noche juntos en señal de unidad y de presión hacia el Ministerio.

Julio Sanz García, presidente de la Asociación Nacional del Taxi, ha explicado que con esta presión los taxistas pretenden hacer llegar a Fomento su determinación para que la ley que establece que debe haber una licencia VTC por cada 30 taxis se cumpla "no solo en el papel, sino también en la calle". "Queremos seguir manteniendo esta presión a la espera de noticias favorables desde Fomento; la última nota de prensa no colmó nuestras aspiraciones, y no entendemos que haya motivos para suspender las movilizaciones", ha explicado Sanz García.

Confía, por eso, en que la protesta sirva para que Fomento emita comunicados que hagan "albergar esperanzas" al sector del taxi y acaben con la "frustración de anteriores promesas" que no se han cumplido y que "han generado una desconfianza importante". "No queremos ser engañados nunca más", ha aseverado.

Entre los taxis blancos madrileños destacan cuatro distintos, negros, con el techo verde y con banderas portuguesas sobre el capó: dos procedentes de Oporto y otros dos de Lisboa, que han viajado esta noche a Madrid para sumarse a la protesta de los madrileños como muestra de solidaridad.

Uno de los taxistas portugueses ha explicado a Efe que ayer un centenar de taxistas hicieron una marcha hacia Lisboa para apoyar a los compañeros españoles y también para lanzar un mensaje al Gobierno portugués para que esté alerta "porque lo mismo que está ocurriendo en España puede ocurrir en Portugal".

Tras esa marcha, estos cuatro taxistas decidieron recorrer los 600 kilómetros que separan Lisboa y Madrid para sumarse a la protesta en España, que les ha impresionado, y han dicho comprender lo que está pasando el sector. "Vuestra lucha es nuestra lucha. Soy taxi", reza un cartel en la ventanilla de uno de los taxis portugués.

Mientras, en la estación de Atocha sigue sin haber taxis, más allá de unos 20 vehículos preparados para ofrecer servicios mínimos a ancianos, familias con niños pequeños o personas de movilidad reducida, a los que trasladan gratis a sus destinos.

A falta de taxis, la estación ha amanecido con más carteles de protesta: "La ley es para todos, ¡que se cumpla la ley 1/30!" o "¿Cuántas sentencias del Tribunal de Justicia Europeo hacen falta para que se cumpla la ley 1/30?", decían algunos de los carteles.

Varios taxistas, además, se encargaban de explicar a los viajeros del tren y a los turistas cómo coger autobuses u otras alternativas de transporte para llegar a destinos, y a la salida de la estación del AVE han colocado planos de la red de Metro y de Cercanías para que la gente los pueda consultar.

ÁBALOS PIDE RESPONSABILIDAD A LOS TAXISTAS PORQUE PRESTAN UN SERVICIO PÚBLICO

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, confía en que hoy puedan desconvocarse las movilizaciones de taxistas, a quienes ha pedido "responsabilidad" porque, les ha recordado, "prestan un servicio público". "Quiero apelar a la conciencia cívica de quienes prestan un servicio público, que no son simplemente unos particulares, sino personas que gozan de una concesión administrativa que les permite ejercer un servicio público y que están llamados a una mayor responsabilidad", ha señalado.

El ministro ha añadido que ha recibido "noticias esperanzadoras" tras "la larga reunión para acercar posiciones" mantenida ayer en su departamento para afrontar "un problema que viene de años atrás". "Es un intento serio y merecemos una cierta confianza", ha señalado a preguntas de los periodistas en Sevilla, donde se ha entrevistado con la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz.

Populares y Ciudadanos han pedido la comparecencia del ministro Ábalos en el Congreso por este conflicto. Albert Rivera avanza que no apoyará una normativa "troceada" en diecisiete comunidades autónomas para resolver el conflicto "tirando la pelota a otro tejado autonómico o local".

Desde Podemos, Rafael Mayoral, secunda la protesta de los taxis y agradece su "lucha" contra el modelo económico y las multinacionales "con paraísos fiscales".

GARRIDO PIDE A SÁNCHEZ QUE LEGISLE A NIVEL NACIONAL

El presidente de la Comunidad de Madrid, Angel Garrido, ha instado este martes al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a que legisle a nivel nacional para solucionar el conflicto del taxi así como a que no haga dejación de funciones "echando balones fuera y descargándolo sobre comunidades y ayuntamientos". En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Garrido ha insistido en que no se vuelva a "los reinos de taifas, como se ha hecho con tantas otras cosas, que han resultado francamente mal".

Como punto de partida, el presidente madrileño le ha ofrecido a Sánchez los decretos que ha dejado el PP. Así ha manifestado que cree que se debe llegar a un acuerdo con todas las parte para que haya un equilibrio entre licencias de taxis y VTC. Para el dirigente regional, se deben respetar los derechos de los taxistas así como entender las nuevas formas tecnológicas. "Tiene que haber un encaje", ha deslizado. Garrido ha incidido en que el Ejecutivo central debe gobernar: "menos fotografías, menos viajes a festival y a trabajar en las cosas que importan a los ciudadanos".

BARBERO PIDE UN PACTO CON LOS TAXIS PARA QUE LA VIDA EN MADRID SEA MÁS FLUIDA

El delegado de área de Salud, Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid, Javier Barbero, ha deseado hoy que se alcance un acuerdo "cuanto antes" con los taxistas para que la vida en Madrid sea "más fluida y tranquila", en referencia al cierre del Paseo de la Castellana.

Según ha dicho el delegado, el bloqueo del Paseo de la Castellana no está provocando "dificultades específicas añadidas", más allá de los problemas habituales de tener un eje "tan importante" para la movilidad cerrado.

Barbero ha explicado que Policía Municipal "está muy interesada" en paliar las molestias de los residentes madrileños y de los visitantes, manteniendo una "muy buena" coordinación con Delegación del Gobierno. Según el edil, la labor de los agentes municipales "está fundamentalmente en cuestiones de regulación del tráfico y en facilitar los accesos a los distintos viandantes" ya que en cuestiones de orden público entraría la Policía Nacional.