Los taxistas madrileños aprueban ir uniformados de color azul

Taxistas madrileños asociados a Tele Taxi, una sección de la Federación Profesional del Taxi que lleva prestando servicio desde hace más de 30 años, han decidido hoy en una asamblea extraordinaria la adopción de una uniformidad obligatoria en su vestimenta, que sería de color azul.

Ante la competencia privada de los taxis, los servicios de Uber y Cabify, el sector del taxi madrileño (1.500 licencias) pretende con esta medida "mejorar su imagen y seguir incrementando la calidad del servicio que ofrecen a los ciudadanos", destaca la Federación Profesional en un comunicado.

A la asamblea, celebrada esta tarde, estaban convocados los 1.200 socios de la Federación Profesional del Taxi de Madrid (FPTM) adscritos a su emisora Tele Taxi y la votación ha sido a mano alzada.

La propuesta ha sido aprobada por mayoría, aunque ha contado con el rechazo o la indiferencia de la mitad de los asistentes a la asamblea: aproximadamente un 30 % ha votado en contra y un 20 % se ha abstenido, según han indicado a Efe fuentes de la Federación Profesional.

"No se trata de un uniforme, sino de unos requerimientos básicos comunes como vestir camisa o polo de color azul celeste (de manga corta en verano y manga larga en invierno) y pantalón azul marino y que "debe entenderse como un gesto más del sector por mejorar su servicio", explica el presidente de la FPTM, Julio Sanz.

Esta propuesta, que ha partido de los propios profesionales, cuenta con la aprobación tanto del Ayuntamiento de Madrid, como de tres de las cuatro asociaciones sectoriales que tienen representatividad en el Comité Regional del Transporte.

La Federación propone homogeneizar el sector del taxi en la ciudad de Madrid con esta medida, que para ser obligatoria para todos los taxistas debería estar regulada en una ordenanza municipal.

La actual Ordenanza Reguladora del Taxi de Madrid considera que es obligación de los conductores "cuidar su aspecto personal y vestir adecuadamente durante la prestación del servicio" y prohíbe "la utilización de prendas y calzado deportivos y de baño, así como los pantalones cortos, y las camisetas sin mangas".