Una supuesta reyerta en Arganda del Rey era un parto

En Arganda del Rey cuatro policías han vivido una de las experiencias más insólitas de su vida.

Pensaban que iban a separar a dos mujeres porque parecía que estaban discutiendo y en realidad lo que sucedía es que una de ellas se había puesto de parto en plena calle.

De madrugada ha nacido Damaris y ha sido niña. Los cuatro policías que han hecho las veces de comadronas han vivido una experiencia inolvidable.

Pasadas las 5.20 de la madrugada de este viernes, un vecino llamó a la Policía Municipal de Arganda del Rey para denunciar que dos mujeres protagonizaban una pelea en la calle de Huertos.

El hombre confundió los gritos de dolor de una de ellas que parecía estar gravemente herida y estaba en el suelo. A los pocos minutos, dos patrullas llegaron al lugar para ver qué ocurría.

Para sorpresa de los oficiales, la mujer que con sus gritos despertó al vecino estaba dando a luz sobre el asfalto.

A esta hora, la madre, una mujer rumana de 35 años, y la niña están internadas en el Hospital del Sudeste y se encuentra en buen estado.