Una vigilia silenciosa recordará este sábado a las víctimas del Madrid Arena

Allegados y amigos de las cinco víctimas mortales de la fiesta de Halloween del Madrid Arena de 2012 recordarán este sábado a las jóvenes en el tercer aniversario de su muerte con una vigilia silenciosa en la plaza de Madrid que tomó el nombre de dos de las fallecidas, Cristina Arce y Rocío Oña.

El acto comenzará a las 22.00 horas en la plaza Cristina Arce y Rocío Oña del distrito de Barajas, al noreste de la ciudad, según convocó en la red social Twitter la familia de Arce para homenajear a "cinco jóvenes que viven en nuestro corazón".

Tras dos aniversarios celebrando la vigilia en el propio Madrid Arena, el acto se trasladará al distrito de Barajas, que donde el pleno municipal nombró a la plaza con el nombre de las fallecidas en 2013.

Aquella iniciativa fue promovida por la asociación de padres y madres del IES Alameda de Osuna, donde estudiaban las dos jóvenes de 18 años y votada por unanimidad por todos los grupos municipales -entonces, PP, PSOE, IU y UPyD-.

La vigilia se celebrará semanas antes de que el pabellón multiusos, que Isabel de la Fuente, la madre de una de las fallecidas, Cristina, ha pedido cerrar el Ayuntamiento de Madrid, acoja un espectáculo del Circo del Sol tras la instalación de nuevas medidas de seguridad.

El juicio del caso comenzará el próximo 12 de enero en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid para dirimir las responsabilidades en la muerte de cinco jóvenes por una avalancha humana el 1 de noviembre de 2012. La Fiscalía pide cuatro años de prisión para el empresario Miguel Ángel Flores, el principal acusado en la causa.

Además de los cuatro años de prisión para el empresario Miguel Ángel Flores, la Fiscalía solicita tres años de cárcel para otros once procesados, responsables de la organización y la seguridad del evento, y dos años y medio para los doctores Simón y Carlos Viñals, encargados de la enfermería del Madrid Arena.