La última rotonda de la M-503 comenzará a soterrarse en primavera

La última rotonda de la M-503 comenzará a soterrarse en primavera
La última rotonda de la M-503 comenzará a soterrarse en primavera

El Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón ha firmado hoy el último trámite para que comiencen en la próxima primavera las obras de soterramiento de la última glorieta que existe en la M-503 que beneficiará a más de tres millones de vecinos del noroeste de la región.

Este miércoles la alcaldesa de Pozuelo de Alarcón, Susana Pérez Quislant, ha suscrito el convenio con el presidente de la Junta de Compensación de ARPO, último trámite para el inicio de los trabajos.

El pasado Pleno de Pozuelo del mes de septiembre ratificó definitivamente el texto del convenio, con un presupuesto de más de 10 millones de euros.

Se da respuesta así a un problema que se sufre desde hace años, después de que se soterraran las otras dos rotondas de la carretera, dejando pendiente ésta, que conecta Pozuelo con Majadahonda, Boadilla y Madrid y que está muy cerca del Hospital Puerta de Hierro.

En este acto, Pérez Quislant ha estado acompañada por los alcaldes de Boadilla del Monte, Antonio González Terol, el primer edil de Majadahonda, Narciso de Foxá, el regidor de las Rozas, José de la Uz, el del Villanueva de la Cañada, Luis Partida y el de Brunete, Borja Gutiérrez.

En declaraciones a los medios, la regidora de Pozuelo, Susana Pérez Quislant, ha asegurado que los atascos en la zona hacen perder a los ciudadanos entre 20 y 30 minutos cada día.

Asimismo, el final de las obras se producirá en 16 meses desde el inicio de los trabajos.

Por su parte, De la Uz ha destacado que este proyecto es uno de los más importantes en la movilidad del noroeste y será motivo de satisfacción para los vecinos de la zona.

En otro orden de cosas, Terol ha reclamado al Gobierno de Pedro Sánchez la inversión en transporte de cerca de 5 millones que estaba prevista por el Gobierno de Mariano Rajoy a la Comunidad de Madrid.