Un restaurante de banquetes y ceremonias regala los vestidos de novia

Un restaurante ubicado en el municipio madrileño de Villalbilla (Madrid) especializado en banquetes y celebraciones de bodas y comuniones ha puesto en marcha una iniciativa con la que regalan el vestido de novia y los trajes de comuniones a los clientes que contraten la celebración del evento en su local.

El gerente del restaurante 'El Gurugú', Fabián Dueñas, ha explicado que se trata de una idea surgida "por la necesidad de dar al cliente algo más" en estos tiempos de crisis. Según Dueñas, además del entorno "único y maravilloso" donde se ubica el complejo y de la "relación calidad-precio" que ofertan, quieren regalar a la novia "un buen vestido" y a los niños que realicen la comunión "el traje de su día como protagonistas".

Dueñas ha asegurado que la calidad de los vestidos ofertados en el catálogo "sorprende" a los clientes, que suelen llegar "desconfiando" por lo llamativa que es la oferta. "Cuando la gente ve la calidad y variedad se sorprende", ha apuntado.

Preguntado por el beneficio que aporta esta iniciativa, Dueñas ha comentado que lo importante es "poder seguir caminando" en un negocio que cambia "deprisa". Según este gerente, lo idóneo para este año sería mantener la cifras conseguidas en el ejercicio del 2012.

Además, Dueñas ha asegurado que llevan "tres años" sin variar ni subir los precios del comensal pese a la subida del IVA y de esta nueva idea de regalar los vestidos y trajes.

20 MODELOS DE VESTIDO DIFERENTES

Por otro lado, Dueñas ha detallado que la contratación de un banquete para la celebración de una boda lleva consigo el regalo de un vestido para la novia dentro de un catálogo de 20 modelos diferentes creados por la firma 'Santa Sofía'.

Esta casa de moda especializada en comuniones y bodas ubicada en Madrid también oferta cinco trajes de comunión para niños y ocho modelos diferentes para niñas.

La dueña de la firma textil, Sonia García, ha asegurado que esta iniciativa la aceptó ya que se trata de una buena idea para "promocionar y dar impulso" a su firma. García ha asegurado que le "hubiese encantado" poder disfrutar de este regalo ya que lo que se gana el cliente en ahorro "es un dinero a tener en cuenta y muy considerable".

Según la dueña de la firma de moda, el restaurante le dio "unas pautas" en relación a los vestidos y trajes para que cuidasen "la calidad" y la belleza. "Regalar por regalar no, hay que regalar algo bueno", ha comentado.

Este proyecto está cosechando un éxito considerable ya que el restaurante ha contratado ya 90 comuniones y 20 bodas para 2013.