El refugiado sirio zancadilleado por una reportera trabajará como entrenador en Getafe

Osama Abdul Mohsen y Zaid, los refugiados sirios zancadilleados por una periodista cuando huían de la policía en Hungría, se encuentran ya en España y viajan hacia Getafe para acomodarse en la ciudad madrileña, donde serán acogidos por el presidente de las escuelas de entrenadores de fútbol Cenafe Miguel Ángel Galán. Osama trae con él a su hijo de Zaid, de 7 años y a otro hijo de 18 años de edad. Una vez instalado aquí espera que pronto le puedan acompañar su mujer y otros dos hijos que actulmente están en Turquía. Dejan atras la pesadilla.

En un comunicado, la directiva de Cenafe ha explicado que Galán logró contactar con padre e hijo a través de un periodista español y les propuso instalarse en España. Osama Abdul Mohsen entrenó al Al-Fotuwa de Siria de primera división y su hijo Said, de siete años, sueña con ser futbolista como su hermano, explican.

Para realizar su ofrecimiento, Galán ha contado con la ayuda de un ciudadano asentado en Parla (Madrid), Mohamed Labrouzi, que conoce el idioma de los refugiados y voló ayer desde Barajas para reunirse con padre e hijo en Múnich (Alemania). Los tres llegarán esta noche a Madrid, desde donde partirán a la calle Madrid de Getafe, donde se encuentra la casa donde se van a alojar Osama y Zaid.

El promotor de la llegada de los refugiados ha hecho un llamamiento a todos los vecinos que puedan colaborar con alimentos no perecederos y ropa para los refugiados. La intención de Galán es traer la próxima semana al resto de la familia a Getafe: la mujer de Osama y otros hijos.

La alcaldesan de Getafe, Sara Hernández, ha declarado que "trabajaremos con el Getafe CF para que el padre pueda entrenar, ya que tiene experiencia en ello, y el niño pueda jugar en el Getafe C.F., e incluso quién dice si en un futuro pueda hacerlo en algún otro equipo español", ha agregado.

Tras explicar que serán recibidos por ella misma junto a miembros del Gobierno municipal, ha manifestado en rueda de prensa que estos refugiados "fueron tristemente conocidos por la zancadilla de esta periodista que demostró su estilo xenófobo e intolerante, pero en Getafe se les prestará toda la atención que sea necesaria".

Según Sara Hernández, "esto es un paso más para demostrar la solidaridad de la ciudad de Getafe ante este drama social que se está viviendo y, si hubiera algún problema en cuanto a entrenar con el Getafe C.F., por parte de los diferentes club deportivos que existen en la ciudad se puede dar salida a los deseos de entrenar del padre y también de la actividad física y deportiva del menor".

Por su parte, el concejal de Deportes, Javier Santos, ha asegurado que desde el primer momento están en contacto con el Centro Nacional de Formación de Entrenadores (Cenafe) "que se están encargando de este asunto y se pusieron en contacto con el Ayuntamiento, que está llevando a cabo todas las negociaciones y ayudas para que se desarrolle este asunto con la mayor felicidad para todo el mundo".

Por último, la alcaldesa ha apuntado que los refugiados se alojarán en una vivienda en Getafe que se les proporcionará, para lo que ha destacado "la gran labor de Cenafe porque su colaboración esta siendo imprescindible para su llegada a Getafe".