La reforma de la Plaza de España comenzará en febrero y costará 62 millones de euros

La reforma de la Plaza de España comenzará en febrero y costará  62 millones de euros
La reforma de la Plaza de España comenzará en febrero y costará 62 millones de euros

Las obras de la Plaza de España empezarán en febrero y la reforma tendrá una duración de 21 meses. Si no hay contratiempos, estará terminada a finales de 2020. El coste será de 62 millones de euros.

Se ampliarán aceras, se plantarán 1.500 árboles y habrá un paso de peatones transversal en la esquina de Gran Vía.

Una duración de 21 meses

El Ayuntamiento de Madrid ha adjudicado por algo menos de 62 millones de euros las obras de remodelación de la Plaza de España, que serán realizadas a partir de febrero próximo y a lo largo de 21 meses por la Unión temporal de Empresas (UTE) que constituirán las firmas PACSA y Fomento de Construcciones y Contratas (FCC).

El Área de Desarrollo Urbano Sostenible (DUS) del Ayuntamiento, que dirige, José Manuel Calvo, ha informado este viernes de que el presupuesto final de las obras de la plaza y de su entorno asciende a 61.999.546 millones de euros, que incluye el IVA de 10 millones de euros.

Concretamente, el presupuesto de la obra es de 51.239.295 millones de euros, un 37 % inferior al presupuesto del proyecto de ejecución 81.496.436,43 de euros, una cifra "muy próxima a la establecida en el presupuesto del concurso votado por los ciudadanos" madrileños, destaca el Ayuntamiento.

Mejora de la movilidad

El proyecto, explica DUS, es obra de los arquitectos Fernando Porras Isla-Fernández, Aranzazu La Casta Muñoa y Lorenzo Fernández-Ordóñez Hernández, y resultó ganador del concurso de ideas convocado por el Ayuntamiento tras ser seleccionado como finalista por un jurado de expertos y posteriormente elegido por los ciudadanos de la capital "en un amplio proceso de participación".

Fuentes del Área de Desarrollo Urbano Sostenible han hecho hincapié en el impacto positivo "muy importante" que este proyecto tiene en la mejora de la movilidad, en la disminución de la contaminación y en la sostenibilidad de Madrid capital, sin olvidar los miles de puestos de trabajo que generarán las obras y la revitalización del comercio y la hostelería.

Continuidad en los espacios públicos

Según el Ayuntamiento, la Plaza de España será recuperada "como lugar "estancial", cívico y activo", en un área donde será reducido el tráfico rodado motorizado, donde aumentarán los espacios peatonales, y habrá más continuidad espacial entre la plaza y su entorno, que estará conectado por áreas verdes con la Plaza de Oriente, los Jardines de Sabatini, el Parque del Oeste, el templo de Debod y Madrid Río.

"El objetivo principal de la actuación es recuperar la continuidad de estos magníficos espacios públicos que actualmente están segregados por causa de las infraestructuras construidas en los años 60", dice el Área de Desarrollo Urbano Sostenible.

Paso de 'cebra' pionero

El proyecto, añade, pretende garantizar también la accesibilidad universal y la mejora medioambiental mediante la protección y el incremento de la vegetación, y la coordinación con los sistemas de movilidad sostenible.

En una primera etapa de las obras, se trabajará en el cruce entre las calles Gran Vía, De los Reyes y Princesa, un gran paso 'cebra' pionero en España que permitirá a los peatones transitar de forma simultánea en todas las direcciones e incluso en diagonal.