Se reducen las intervenciones por botellón y venta ambulante en Madrid

Botellón en la Plaza Dos de Mayo
Botellón en la Plaza Dos de Mayo

La Policía Municipal de Madrid hizo en 2017 un 17,20 % menos de intervenciones en servicios especiales como el control del 'botellón' o la venta ambulante, Rastro o mercadillos, mientras que aumenta la presencia policial en festejos y actos culturales y también el patrullaje de lunes a jueves, un 3,93 % más respecto a 2016 y los fines de semana, un 5,81 % más.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y la delegada de Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa, analizarán hoy estos datos en la Junta Local de Seguridad de Madrid capital, que se reúne cada seis meses para evaluar la criminalidad en la ciudad.

Según indican fuentes municipales, se reducen las intervenciones de Policía Municipal en los servicios especiales de control de la venta ambulante, el consumo de alcohol en vía pública, la inspección de locales, de mercadillos singulares, del Rastro y de eventos publicitarios en espacios públicos de forma global en un 17,20 % con un total de 4.637 actuaciones frente a las 5.600 de 2016.

Además de estas actuaciones, las más numerosas dentro de las 13.102 intervenciones de servicios especiales hechas en 2017 (un 1,68 % más), se incrementa la presencia policial en un 50 % en ferias, congresos y exposiciones (1.116), en un 31,69% en celebraciones populares (1.280), un 15,12 % en servicios a personalidades (533) o un 14,92 % en espectáculos culturales.

Además, los patrullajes y salidas ordinarias de la Policía Municipal en la ciudad de Madrid se incrementaron en 2017 en un 3,93 % en los días de diario, hasta 3.547 "indicativos" y en un 5,81 % durante de viernes a domingo, un total de 2.113.

Los agentes municipales también mejoraron en 2017 su rapidez al incrementarse en un 10 % las llamadas en las que la Policía llega al lugar 8 minutos o menos, un total de 804.937 incidencias y el 94 % de los avisos que se reciben.

Mejora la respuesta tanto en los robos con fuerza (en un 95 % se llega antes de los 8 minutos), en los auxilios a personas (95 %) y en los atropellos (95 %) mientras que se ha empeorado ligeramente, un 1,05 % menos, en la respuesta a robos por violencia, al llegar con rapidez al 94 % de los casos en vez de al 95 % del 2016.