El rector Andradas pide bajar las tasas y más financiación

El nuevo rector de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), Carlos Andradas, ha reclamado la necesidad de bajar las tasas universitarias y lograr una financiación estable y suficiente para la educación superior, a la vez que ha reivindicado el papel de la universidad como "motor para combatir la desigualdad" y ha alertado sobre el peligro de "abandonar los anclajes del Estado de Bienestar".

Así lo ha detallado en el acto de toma de posesión de su cargo en una ceremonia con la presencia del presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, junto a la presencia de otros rectores de universidades, presidentes de academias científicas, representantes sindicales y el consejero de Educación, Manuel Pérez.

En un discurso donde ha incidido en el aspecto social, Andradas ha asegurado que no se puede dejar que la "situación económica descabalgue a los que menos tienen" y ha llamado a realizar una "reflexión profunda" sobre las consecuencias de abandonar "los anclajes del Estado del Bienestar" para la educación y el país.

"Creo en la educación superior como servicio público, como motor para combatir la desigualdad social", ha aseverado el nuevo rector de la UCM, quien ha avanzado que propondrá a las autoridades de la Comunidad de Madrid replantear la política de tasas y de precios públicos, con el fin de "evitar cualquier discriminación" en los jóvenes que menos recursos tienen y evitar que los alumnos paguen "más del doble" por sus estudios con respecto a otras comunidades autónomas.

Ha cargado contra la "situación injusta" que ha motivado la aplicación de la tasa de reposición al afirmar que, por ello, la Complutense ha perdido 500 profesores y 400 miembros del Personal de Administración y Servicios, por lo que considera imprescindible dejarla atrás y aplicar criterios de "techo de gasto" en las universidades, para que éstas configuren su plantilla.

A su vez, se ha comprometido para obtener más recursos en "avanzar" hacia un programa por objetivos con la Comunidad de Madrid que dé estabilidad y regularidad a la financiación de la universidad, logrando así una mejor redistribución de recursos. El nuevo rector ha emplazado a colaborar con todos los agentes de la universidad para mejorar su imagen y asociarla a la "excelencia" y a la "calidad".

"LA INACCION ES FRACASO"

Andradas, que se ha comprometido a cumplir las obligaciones de su cargo como rector en la toma de posesión, ha asegurado que el dirigir la mayor universidad del país en docencia presencial es "uno de los momentos más importantes" de su vida y que asume el cargo con "emoción, responsabilidad, ilusión y enormes ganas de trabajar".

"Soy consciente de la que Universidad Complutense no es cualquier universidad, nos contemplan muchos siglos de historia bajo estos muros", ha asegurado el nuevo rector para indicar que la Complutense va ligado a investigadores que "han cambiado la historia", como el caso de Ramón y Cajal, María Zambrano o Jose Ortega y Gasset, entre otros.

Ha asegurado que prefiere el "compromiso a la indiferencia" y que la "inacción y la parálisis" son sinónimo de "fracaso", para decir que en la Complutense no faltan ideas y proyectos. En este punto, ha pedido a la administración que tengan "cariño y confianza" en la Complutense y ha tirado de refranero para afirmar que "obras son amores, no buenas razones".

Andradas ha asegurado que hará honor a su lema de campaña y construirá "más Complutense" con la participación activa de todos los representantes de la comunidad universitaria. Ha asegurado que se impulsará la investigación y que la responsabilidad de gestión de los recursos públicos exige "la mayor transparencia y eficiencia".

CARRILLO, LAS UNIVERSIDADES HAN PAGADO LA CRISIS CON "RECORTES"

Por su parte, el rector saliente, José Carrillo, ha reivindicado su gestión en "momentos muy difíciles" durante cuatro años marcados por la crisis económica, que han "pagado las universidades" con "recortes y subida de tasas".

También ha expresado su satisfacción por las sentencias del Tribunal Supremo donde se expone que la competencia de fijar las tasas es de la Comunidad de Madrid y anulaba el sistema de horquilla de precios mínimos y máximos.

De cara al futuro, el exrector ha asegurado que la Complutense debe jugar un "papel económico" en el país a través de la investigación y que para ello es "fundamental" la "inversión en futuro". "Es tiempo de bajar tasas", ha remachado Carrillo en su despedida.