El juez reabre la causa por suicidio del niño de Leganés tras supuesto acoso

El juzgado de Instrucción número 1 de Leganés ha reabierto la investigación sobre el fallecimiento del niño que el pasado mes de octubre se quitó la vida lanzándose por la ventana y que dejó una carta explicando que no quería ir al colegio, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM).

Los padres de Diego presentaron un recurso de reforma contra el sobreseimiento provisional y archivo de la causa, defendiendo que detrás de la muerte de su hijo podría haber un caso de acoso escolar, y al ser estimado parcialmente, se ha decretado la reapertura de la investigación para practicar las diligencias solicitadas por el Ministerio Fiscal, que también se ha mostrado favorable a la estimación parcial del recurso.

En diciembre pasado, el juzgado de Instrucción n? 1 de Leganés archivó la causa al considerar que no existían indicios suficientes para entender debidamente justificada la perpetración de ningún ilícito penal.

Tal y como se recogía en el auto de archivo, y tal y como manifiesta también la Fiscalía en su informe donde se muestra favorable parcialmente a la reapertura del caso, de las diligencias practicadas por la Policía Judicial, del resultado de la autopsia practicada y del análisis del Ipad del menor, no se evidenció en ese momento procesal la existencia de indicios que permitiesen la imputación de un delito de homicidio imprudente a persona alguna.

"En este sentido, el auto de archivo no adolece de defecto ni debe ser objeto de reforma", reza el auto actual. De hecho, añade que la posible existencia de unos hechos que pudieran ser constitutivos de una situación de acoso escolar frente al menor fallecido, "hechos que no han quedado acreditados y que habrán de ser investigados en su caso por la Fiscalía de Menores, no implica la existencia de un delito de homicidio imprudente por parte del profesorado del centro donde pudieran haberse llevado a cabo los mismos o del mismo centro".

"Tal y como manifiesta la Fiscalía en su informe de las diligencias practicadas no resultan suficientes indicios para proceder a tomar declaración como investigados a los profesores indicados en el recurso como autores o coautores del delito que se les pretende imputar", apunta.

Señala el auto que, "habiéndose puesto de manifiesto, con ocasión del recurso interpuesto, la existencia de un testigo que manifiesta ser conocedor de nuevos hechos que pudieran contribuir al esclarecimiento de la investigación, se considera necesario continuar con la instrucción de la causa para comprobar la veracidad de tales afirmaciones".

Por último, el juzgado ha deducido testimonio íntegro de las presentes actuaciones para su remisión a la Fiscalía de Menores de Madrid a los efectos oportunos.

CIFUENTES VE 'MUY BIEN' LA REAPERTURA DEL CASO

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha expresado hoy "no solamente" su respeto a la decisión del juez de reabrir el caso del menor que se suicidó en Leganés por un supuesto caso de acoso escolar, sino la celebración de una decisión que le "parece muy bien".

En declaraciones a los medios tras presentar un convenio en materia de Sanidad, la presidenta autonómica ha recordado su compromiso personal con los padres de Diego para "iniciar otra investigación" en el ámbito educativo con un "inspector diferente para llegar hasta el final".

Cifuentes ha asegurado que su Gobierno quiere "llegar hasta el final" para conocer si la causa que originó el fallecimiento del menor es consecuencia "de algo que haya ocurrido en el colegio, que tenga que ver con acoso o con otro asunto" ha afirmado.

"Vamos a trabajar en paralelo con esa actuación de la Justicia y, por supuesto, queremos que este asunto se lleve hasta el final", ha insistido.

Cifuentes ha recordado el programa de actuaciones "contra el acoso escolar" que está poniendo en marcha su Gobierno y ha afirmado que "hay que tener tolerancia cero frente a este tipo de situaciones y erradicar ese tipo de conductas en los colegios y fuera de los colegios".

"Desde la administración tenemos que dedicar todos nuestros esfuerzos" para detectar los casos de acoso escolar y "cuando se produzcan actuar con todos los elementos que tenemos a nuestro alcance para evitarlo", ha concluido.

EL COLEGIO MUESTRA SU "TOTAL DISPONIBILIDAD" A COLABORAR CON LA JUSTICIA Y PIDE PRUDENCIA

El Colegio Nuestra Señora de los Angeles, al que acudía el niño de once años que se tiró por la ventana en octubre en Leganés, después de dejar una carta donde decía que no quería ir al colegio, ha mostrado su "total disponibilidad" a colaborar con la justicia una vez que se ha reabierto el caso y ha pedido "máxima prudencia" a la comunidad educativa.

En el comunicado, la titularidad y equipo directivo del Colegio Nuestra Señora de los Angeles muestra "su total disponibilidad para seguir colaborando con el tribunal y con las restantes autoridades administrativas y policiales en la investigación".

Asimismo, la titularidad del colegio, en representación de su profesorado, de los alumnos y sus familias, insiste en la petición de la "máxima prudencia y respeto a esta comunidad educativa, que vive con preocupación y tristeza cómo ciertos tratamientos están dañando gravemente la imagen del centro".