La procesión del Encuentro pone el broche final a la Semana Santa en Móstoles

La Semana Santa ha culminado este domingo en Móstoles con la Procesión del Encuentro, declarada de Interés Turístico por la Comunidad de Madrid, que ha tenido una gran afluencia de público, al igual que las I Jornadas Gastronómicas de platos típicos de Semana Santa.

Esta procesión constituye un atractivo turístico para Móstoles, tanto por su antigüedad, su arraigo y participación ciudadana, como por su originalidad, diversidad y el colorido de su desarrollo.

La Procesión del Encuentro, la más antigua del municipio, se compone de dos pasos, el del Cristo Resucitado, que ha iniciado su recorrido desde la Ermita de Nuestra Señora de los Santos, y el de la Virgen de la Soledad, que ha salido desde la Iglesia de la Asunción.

A la misma han asistido el Alcalde de Móstoles, Daniel Ortiz, el Primer Teniente de Alcalde, Alberto Rodríguez de Rivera, el Segundo Teniente de Alcalde, Jesús Pato, así como otros componentes del Gobierno Municipal.

Según escribió en 1908 Juan de Ocaña en sus "Apuntes para la Historia de la Villa de Móstoles", el desarrollo de esta celebración religiosa centenaria es prácticamente el mismo que el actual, salvo algunas variaciones en su recorrido.

Durante la Guerra Civil, la imagen de Cristo Resucitado fue destruida y la talla que realiza desde entonces el recorrido de El Encuentro fue donada por una vecina a la Parroquia de la Asunción mostoleña en 1943.

Tras la procesión, el alcalde ha visitado algunos de los 18 establecimientos participantes en las I Jornadas Gastronómicas, dedicadas a poner en valor los platos típicos de este periodo como tapas de vigilia o torrijas caseras, regadas con buen vino o con la única cerveza que se produce en Móstoles.

"Las Jornadas Gastronómicas han sido un éxito, pues, a pesar de la climatología, han servido para potenciar la hostelería y restauración del municipio y para ejercer de foco de atracción para los madrileños", ha asegurado Ortiz.