El primer vecino de Valdebebas hará la mudanza este miércoles

Catorce años después de que los promotores de Valdebebas dieran los primeros pasos para hacer realidad este desarrollo urbanístico al norte de la capital, el primer vecino hará por fin la mudanza este miércoles, 9 de octubre.

Estos "primeros colonos", como los ha definido este lunes el presidente de la Junta de Compensación de Valdebebas, César Cort, durante una visita de la alcaldesa, Ana Botella, al nuevo barrio de la ciudad, obtuvieron sus licencias de primera ocupación el pasado día 3 y firmarán sus contratos ese mismo día.

Para finales de año serán entre 1.200 y 1.500 las familias que ya ocupen sus casas y en cinco seis meses puede haber cerca de 10.000 personas viviendo en Valdebebas.

Los primeros estrenarán sus pisos en la promoción Monte Acebo, de CP Grupo, que a mediados de abril terminó de construir dos bloques de siete y ocho alturas con 120 viviendas libres de hasta seis dormitorios.

A su alrededor, buena parte de Valdebebas ofrece prácticamente la apariencia de un barrio recién terminado, mientras sigue adelante la construcción del Parque Forestal de esta zona, cuyas primeras 390 hectáreas abrirán al público en abril de 2015.

Esta promoción, como el resto de este desarrollo, han tenido que esperar a que el Ayuntamiento de Madrid resolviera la sentencia del Tribunal Supremo del 28 de septiembre de 2012 que anuló en parte 22 nuevos desarrollos -el consistorio excluye Arroyofresno de los efectos anulatorios porque el suelo ya estaba clasificado como urbanizable en el Plan General de 1985-.

El Supremo falló que el Ayuntamiento no había justificado suficientemente en el Plan General de 1997 -elaborado por el PP- la pérdida de valor ambiental de la protección del suelo que estableció el de 1985 -redactado por el PSOE- para pasar de especialmente protegido a urbanizable.

Para solucionar el problema, el Ayuntamiento ha debido aprobar de nuevo, con toda su tramitación completa y dando respuesta a la sentencia, una revisión parcial del Plan General de Madrid de 1985 y una modificación del Plan General de 1997.

Hoy, la alcaldesa se ha preguntado de nuevo por los motivos de la oposición para no sumarse a esta solución, aprobada en solitario por el PP, y "alinearse en contra de los vecinos" y ha calificado la respuesta dada por su gobierno a la sentencia como "solvente, definitiva, sin atajos, rigurosa, transparente, responsable" y con "el máximo de seguridad jurídica".

BOTELLA: "MADRID NO SE PARA"

Ana Botella ha aprovechado su visita a Valdebebas para repetir que "Madrid no se para" y que "necesita sueños y realidades" y que estas obras son "una buena muestra de ello".

Ha garantizado que desde el Ayuntamiento se hará "todo aquello que favorezca la inversión para crear un entorno favorable al empleo, que es el problema más importante que tienen los madrileños y todos los españoles".

"Miraremos al futuro sabiendo que llegará, aunque ahora muchos todavía lo vean difícil y lejos", ha manifestado.