La presidenta de la Audiencia Provincial de Madrid apuesta por aumentar a 5 magistrados su planta

Los jueces y magistrados de la Audiencia Provincial de Madrid tuvieron que hacer frente el año pasado a un 7% más de procedimientos penales que en el anterior ejercicio. Según recoge la Memoria de 2009, ingresaron en Audiencia 32.000 casos de los que resolvieron un total de 31.200. Además, como consecuencia directa de crisis, en los diez primeros meses de este año se ha registrado un incremento del 30% en el número de procedimientos mercantiles. La presidenta de la Audiencia considera imprescindible que los refuerzos temporales de magistrados se mantengan dotando con cinco magistrados a cada sección.

La Audiencia Provincial de Madrid ingresa más de un 60% de asuntos penales de lo que le corresponde conforme a los módulos establecidos por el Consejo General del Poder judicial (CGPJ), lo que pone de relieve un notable desfase entre la carga de trabajo que se asume y el número de magistrados fijados para cada sección. Así lo ha manifestado la presidenta de la Audiencia madrileña, Ana María Ferrer, durante la presentación de la Memoria anual de esta sede judicial correspondiente al año 2009. En este contexto, Ferrer ha abogado por la reorganización y optimización de recursos humanos y materiales para superar el modelo tradicional y conseguir la implantación de la nueva Oficina Judicial.

Según los datos, las secciones penales son las que soportan una mayor carga de trabajo. Así, los jueces han tenido que hacer frente a 32.064 asuntos durante el 2009, lo que supone un 7 por ciento más respecto al año anterior, y se resolvieron un total de 31.170 procedimientos.

La sobrecarga de materia en la jurisdicción penal se mantiene en 2010. En los primeros nueve meses, han entrado 577 procedimientos ordinarios; 43 juicios con jurado; 789 procedimientos abreviados; 19.229 recursos; y 4.268 recursos relativos a Violencia sobre la Mujer, frente a los 3.931 del año anterior.

De este modo, Ferrer ha subrayado que "la solución más viable" para resolver esta carga de trabajo es aumentar el número de magistrados por sección. Por ello, ha apostado por aumentar definitivamente la planta de las secciones penales de cuatro a cinco magistrados.

UN 30% MAS EN LO MERCANTIL

En cuanto a la jurisdicción civil, ha destacado el aumento de asuntos ingresados en la sección de lo Mercantil, registrando un incremento de un 30 por ciento. Hasta el pasado septiembre, se ha registrado en concreto la entrada de 391 asuntos frente a los 300 de 2009.

Además, ha llamado la atención en el incremento de un 3 por ciento en el número de recursos relativos a Violencia sobre la Mujer, "un porcentaje que opera sobre una base numérica muy elevada. Según datos de la memoria de la Fiscalía de Madrid, presentada el pasado mes, los delitos cometidos en este ámbito durante 2009 crecieron un 19 por ciento respecto al año anterior.

En esta línea, la presidenta de la Audiencia ha destacado que desde el pasado año hay dos secciones especializadas en esta materia que ofrecen una respuesta elevadísima a la carga de asuntos relativos a la violencia machista.

NUEVA OFICINA JUDICIAL

En la línea de otros representantes de la Judicatura, Ferrer ha apostado por impulsar el desarrollo de la nueva Oficina Judicial, que pivota sobre el establecimiento y potenciación de los servicios comunes dirigidos por el secretario judicial.

Según Ferrer, este nuevo modelo exigirá una readaptación de las plantillas judiciales y una redefinición de los contenidos de los futuros puestos de trabajo, los cuales deben contar con el apoyo de las partes implicadas.

Asimismo, ha puesto de relieve que la Oficina Judicial exige poner fin a la actual dispersión de sedes judiciales que padece la Administración de Justicia de Madrid. La propia Audiencia de Madrid está dividida en cuatro sedes: las secciones penales en la calle de Santiago de Compostela; las civiles en la calle Ferraz; las de Familia en Francisco Gervás; y la Mercantil en Martínez Campos.