Un policía implica a un cuarto portero en el homicidio de Alvaro Ussía

Un policía implica a un cuarto portero en el homicidio de Alvaro Ussía

Un agente de la Policía municipal de Madrid ha implicado a un cuarto portero de la discoteca El Balcón de Rosales en el homicidio de Alvaro Ussía la madrugada del 15 de noviembre de 2008 al asegurar que Rodrigo S. participó en la paliza a base de patadas y puñetazos que acabó con la vida del joven de 18 años. La Audiencia Provincial de Madrid ha proseguido la mañana de este lunes el juicio contra los tres procesados de participar en el crimen de Ussía, quienes se enfrentan a 15 y 13 años de cárcel por un delito de homicidio. En la sesión, los agentes del primer operativo que llegó al lugar de los hechos han ratificado las manifestaciones en las que implicaron a un cuarto portero.

Uno de los agentes ha relatado que Rafael L., uno de los amigos de Ussía, le alertó de que unos porteros le habían dado uno paliza a un amigo después de un incidente en el interior de la discoteca. El joven le comentó que empujaron a una chica y que ésta avisó a su ex novio para que les expulsara de la sala.

La abogada de Antonio S.S, alias 'Pitoño', le ha preguntado si Rafael le indicó que Rodrigo participó en las patadas que propinaron al joven, indicando el testigo que sí. Según su declaración judicial, Rodrigo fue la persona que le tiró al suelo y le dio las patadas, mientras que 'Pitoño' se subió encima de él. "Si yo lo dije, no me voy a retractar", ha recalcado el agente, quien ha indicado que cuando llegaron los miembros del Samur le estaban practicando un masaje cardiaco por que estaba "muy grave". Ante la gravedad, ha contado, se decidió llamar a otra ambulancia para reforzar el auxilio.

Una vez desalojado la sala, los agentes preguntaron al encargado de sala sobre quiénes eran los porteros, asegurando éste que no les conocía porque les subcontrataba una empresa. Además, llamó a 'Pitoño' y éste no cogía el teléfono.

Por su parte, Rodrigo S. ha relatado que esa noche se encontraba trabajando en la sala sin contrato, puesto que la empresa Fortesa le pedía de forma puntual echar una mano a los porteros de la sala. Así, ha indicado que estuvo toda la noche en la zona VIP, por lo que no se percató de ningún incidente en el interior del local.

El testigo, que mantuvo una relación con una de las chicas con las que Ussía tuvo un altercado, ha negado que expulsara a la víctima de la sala, así como que le hubiera propinado una patada tras la paliza que le dejó inconsciente. Según su relato, abandonó la sala después de que quedara desalojada. En la salida, le recogieron 'Pitono' y David A. y se dirigieron a una discoteca del centro de la capital para recoger a la hermana de 'Pitoño'. Además, ha indicado que en el interior del vehículo no comentaron nada porque estaban cansados.