Un pinteño intentará cruzar a nado a estilo mariposa el estrecho de Gibraltar

El nadador pinteño en aguas abiertas Héctor Ramírez intentará en septiembre establecer un récord mundial al cruzar a nado en estilo mariposa el Estrecho de Gibraltar, un trayecto de unos 14 kilómetros que las corrientes oceánicas pueden alargar hasta los veintidós.

Héctor Ramírez lleva dos años preparándose a fondo en el estilo mariposa con su equipo y sponsor oficial, 'Nadando libre'. En la primera semana de septiembre arrancará su "reto" de intentar cruzar las aguas del estrecho.

Aún no hay fecha concreta, porque dependiendo de las condiciones meteorológicas y del mar, la organización puede fijar la realización de la prueba cualquier día.

El principal inconveniente al que se enfrentará el nadador pinteño serán las fuertes corrientes del estrecho, sobre todo, las oceánicas, ya que pueden hacer que la distancia de 14 kilómetros en línea recta se conviertan en 18 o 22 kilómetros debido a los "desplazamientos".

"Me preocupa, aunque llevo entrenando fuerte bastante tiempo para poder combatir estas corrientes", ha manifestado.

Héctor Ramírez ha señalado que conforme se acerca la fecha aumentan los nervios, sobre todo de la familia, “pero siempre están ahí apoyando”. Ramírez ha agradecido las muestras

de apoyo que está recibiendo de Pinto y los pinteños y afirma que “cuando voy nadando me esfuerzo más todavía porque sé que hay mucha gente detrás deseando que logre este reto”.

A ello se suma el propio estilo en sí, el de mariposa, que requiere de una gran complejidad técnica que se complica al ser el estilo que más consumo de oxígeno requiere.

Las pruebas previas disputadas en las últimas semanas por Ramírez han hecho que baje de su marca unos 45 minutos. Con todo, tanto el nadador como su entrenador, José Díaz, creen que podrían cruzar el Estrecho en un tiempo que oscilará entre las cuatro y las seis horas.

Hasta el momento, nadie lo ha conseguido, por lo que, con llegar a su destino, el pinteño establecería una primera marca para esta travesía en aguas abiertas.

Detrás del proyecto se encuentran dos iniciativas solidarias: la conservación de los océanos a través de 'Nadando libre' y la colaboración con la Fundación Ananta y su proyecto 'Colores de Calcuta'.