Un párroco y su madre mueren calcinados en un accidente en Guadalix de la Sierra

Un párroco y su madre mueren calcinados en un accidente en Guadalix de la Sierra

Dos personas han fallecido calcinadas en un accidente de tráfico ocurrido esta tarde en el kilómetro 2 de la M-608, en el término municipal de Guadalix de la Sierra, al salirse de la vía el vehículo en el que viajaban y chocar contra un árbol, causando el incendio del vehículo y de vegetación en la zona.

La Guardia Civil continúa con las labores de identificación de las dos personas que fallecieron anoche en este accidente que, según los alcaldes de La Serna y Braojos son el párroco de estas dos localidades y su madre, ya que se trata de su coche.

El accidente ocurrió ayer sobre las 20:30 a la altura del kilómetro 2 de la M-608, en una recta con dos carriles por sentido y poco arcén. Un vehículo ocupado por dos personas se salió de la vía y chocó contra un árbol, incendiándose. Las llamas se propagaron por la zona arbolada y causaron un pequeño incendio de vegetación.

CADÁVERES CALCINADOS

Los bomberos extinguieron el incendio del turismo y de la vegetación colindante y, una vez apagadas las llamas, comprobaron que en el interior del coche había dos cadáveres completamente calcinados, por lo que los efectivos del Summa tan sólo pudieron certificar el fallecimiento de las dos personas, informó Emergencias Comunidad de Madrid 112.

El mal estado en que se encontraban los cuerpos calcinados impidió determinar el sexo o la identidad de las dos víctimas por parte de la Guardia Civil, que continúa con las labores de identificación y precisando las causas por las que el vehículo se salió de la vía.

EL COCHE PERTENECE AL PÁRROCO DE LA ZONA

El alcalde de La Serna del Monte, Francisco González, ha explicado a Efe que los fallecidos son, según los primeros indicios, el sacerdote de la zona, que atiende las parroquias de La Serna, Braojos y Gascones, y su madre.

Así se desprende de las primeras pesquisas hechas por los agentes, que anoche comprobaron con el alcalde que el coche siniestrado es el del párroco Enrique Callejo, de unos 70 años y que vive en La Serna con su madre, de más de 90, que sería la persona que le acompañaría.

Por su parte el alcalde de Braojos, Ricardo Moreno, ha precisado que todo apunta a que se trata de ambos porque el cura les comentó que él y su madre iban a viajar a una localidad cercana, en la que tienen una casa, y que volverían por la tarde, tras lo que no han sido localizados.