Las obras del parque de bomberos de Parla llevan paralizadas desde junio

La única persona que trabaja en el nuevo parque de bomberos de Parla es una vigilante que cuida de unas instalaciones inacabadas que deberían haberse terminado en el segundo semestre del año pasado.

El anterior alcalde de Parla, Tomás Gómez, convocó un concurso para construir el parque de bomberos dotado con casi cuatro millones y medio de euros, aunque después las obras fueron adjudicadas por 900.000 euros menos a la Constructora Hispánica Sociedad Anónima. Cuando saltó a la luz el caso Gürtel, en el cartel de las obras se pegó una pegatina tapando el antiguo nombre de la empresa que pasó a llamarse Assignia. Fuentes de esta empresa aseguran que el ayuntamiento de Parla les debe 1.900.000 euros

La constructora decidió suspender las obras en junio del año pasado, después de que el consistorio les hubiera dejado a deber quince mensualidades.