Los taxistas pedirán una paralización de las licencias VTC y transferir las competencias a las comunidades

Asociaciones y colectivos del sector del taxi acordaron ayer en una asamblea abierta celebrada en el aeropuerto de Madrid pedir, "a nivel nacional", la paralización temporal de la emisión de nuevas licencias de vehículos con conductor (VTC), las que usan los conductores de Uber y Cabify, y que el Gobierno transfiera las competencias en este ámbito a las comunidades autónomas.

Así lo ha comunicado el sector en su conjunto a través de una misiva difundida por las redes sociales antes de la reunión que mantendrán estas organizaciones de taxistas, hoy lunes, con el Secretario de Infraestructuras, Transportes y Vivienda, Pedro Saura.

PUNTOS A TRATAR

En la asamblea celebrada en el aeropuerto de Madrid, los representantes del sector han consensuado cuatro puntos a transmitir en su encuentro con Saura. El primero de ellos alude a la transferencia de competencias a las comunidades autónomas, con el fin de que el equilibrio que determinó el Tribunal Supremo en la sentencia del pasado mes de junio sobre la proporcionalidad de mantener una licencia VTC por cada 30 de taxis, se cumpla en todas las regiones españolas.

Además de demandar cambios normativos en las leyes y en el Reglamentos de Transportes, que pasa por debatir acerca de esa proporcionalidad, la asamblea ha decidido en un tercer punto pedir al Gobierno que se comprometa a no poner en funcionamiento nuevas autorizaciones VTC en ninguna comunidad autónoma hasta que se reúna la Conferencia Nacional del Transporte.

Pese a que dicha Conferencia estaba programada para el próximo 11 de septiembre, el ministro José Luis Abalos la adelantó al próximo miércoles 1 de agosto, y en ella el Gobierno se reunirá con los responsables del ramo de las disintas comunidades.

En su última demanda, los taxistas urgen al Ministerio de Fomento a poner "inmediatamente" en marcha la página web de Registro y Control, aprobada el pasado mes de diciembre de 2017.

Según ha señalado la asociación de taxis Elite Madrid en su cuenta oficial de Facebook, el consenso ha sido alcanzado junto con la Asociación Plataforma Caracol, la Federación Profesional del Taxi y Gremial. Elite espera que hoy lunes sea "un día grande" en el que el sector del taxi consiga "salir del escollo en el que se encuentra" y se ha citado para desayunar en la terminal T4 del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid Barajas antes de asistir a la reunión con Fomento.

Mientras, los taxistas mantienen su decisión de secundar el "paro total", con la intención de que mañana se pueda sacar un "buen resultado" en la reunión, de lo que dependerán las decisiones posteriores.

BLOQUEARAN LA FRONTERA SI NO GANAN

La huelga de taxistas comenzó esta semana en Barcelona, tras la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña de mantener en suspenso el reglamento que el Ayuntamiento de la Ciudad Condal, con Ada Colau al frente, aprobó para restringir la concesión de licencias VTC.

Este hecho provocó protestas y una convocatoria de huelga indefinida en Barcelona, a la que ya se han sumado los taxistas de Madrid, y que ya se ha extendido a otras provincias como Málaga, Alicante, Valencia, Zaragoza, Navarra, País Vasco y Cantabria.

El Ministerio de Fomento ya adelantó el sábado que propondrá hoy la posibilidad de transferir a las comunidades autónomas la competencia para conceder licencias, por lo que, en caso de finalmente aprobarse, unas de las demandas de los taxistas quedaría satisfecha.

Por el contrario, si las negociaciones entre el Gobierno y los taxistas no acabasen cediendo a las demandas, los conductores de más de 1.700 taxis que bloquean desde el pasado viernes la Gran Via de Barcelona ya han anunciado que cortarán la frontera con Francia y el puerto de la ciudad.

De hecho, también han asegurado, este domingo, que no levantarán el paro en ninguna ciudad de España hasta que consigan "ganar", y han advertido a Fomento que si no hay licencia urbana no se levantarán las movilizaciones, e incluso "irán a más".