Unas pantallas de información sustituirán a los planos de metro de papel

Metro de Madrid ha instalado en cinco intercambiadores y en 19 estaciones del suburbano, todas ellas del sur, unas nuevas máquinas de información que permiten a los usuarios calcular la ruta que más les conviene combinando diversos medios de transporte, evitando así un gasto excesivo de tiempo en sus desplazamientos.

El consejero de Transportes e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, José Ignacio Echeverría, ha sido uno de los primeros en probar este nuevo sistema en el intercambiador de Príncipe Pío, donde está instalado uno de los terminales.

Estas máquinas, en las que se han invertido cerca de dos millones de euros aportados por Caja Madrid, aconsejan al viajero cuál es la mejor combinación de transporte para llegar a su destino y evitar así perder el tiempo en los desplazamientos. Además, es capaz de localizar la parada más próxima al destino.

"Cualquier usuario que no conozca cómo ir a un sitio y quiera optimizar el transporte de la manera más conveniente, puede acudir a este sistema que ofrece la información de que línea es la mejor para llegar a su destino, que puede ser en superficie o subterránea, o alternando los dos sistemas, con o sin trasbordos", ha explicado Echeverría.

Estas máquinas realizan los cálculos de las rutas incluyendo los tipos de transporte público existentes en Madrid, es decir, Metro, metro Ligero, Tranvía, autobuses urbanos de la EMT y de otros municipios de la región, Cercanías y autobuses interurbanos.

De momento, el sistema incluye todos los transportes de Madrid capital y los que están dentro de la red Metrosur, que afecta a Alcorcón, Fuenlabrada, Getafe, Leganés o Móstoles. Está previsto que el resto de municipios se incorporen a finales de 2011.

A partir de hoy estarán operativos este tipo de quioscos en los intercambiadores de Plaza de Castilla, Avenida de América, Moncloa, Príncipe Pío y Plaza Elíptica y en las estaciones de metro de Chamartín, Nuevos Ministerios, Cuatro Caminos, Avenida de América, Diego de León, Goya, Moncloa, Sol, Callao, Embajadores-Acacia, Oporto, Legazpi, Conde de Casal, Atocha-Renfe, Alonso Martínez, Aluche, Leganés Central, Aeropuerto T1, T2 y T3 y Campo de las Naciones.

Echeverría ha precisado que la máquina está pensada para atender también las necesidades de los usuarios con algún tipo de discapacidad, especialmente, con problemas de movilidad o de visión. Por ello, incorpora el sistema braille y tiene la pantalla más inclinada para permitir una mejor visualización de los planos, al tiempo que dispone de un amplio espacio delante del monitor. Además, cuenta con una opción que permite dar toda la información en inglés.

Otra de las funciones de estas máquinas es la de informar de las tarifas y tipos de abonos existentes, además de explicar la puesta en servicio de nuevas líneas o la modificación de horarios e itinerarios, incluso permite consultar el callejero.

"Este sistema de información va a seguir colocando a los medios de transporte de la Comunidad de Madrid entre los números uno de Europa. No sólo es cuestión de infraestructuras, es cuestión de dar información para utilizar el transporte", ha concluido el consejero.