Los padres pueden entrar con los pequeños al quirófano en el hospital de Fuenlabrada

El hospital de Fuenlabrada da un paso más para facilitar a bebés y niños el complicado momento que supone entrar en un quirofano.

Ha puesto en marcha un programa de acompañamiento para que los papás puedan entrar con los pequeños al quirófano.

Un momento complicado se transforma así en un momento que no asusta tanto.

Lo hemos comprobado con Daniel. Sus padres se apuntaron al programa de acompañamiento que arranca con la colocación de la pulsera y con el recorrido hasta la zona quirúrgica.

A Daniel le dolía un oido que no curaba. En la playa empeoró y le llevaron al hospital y con un aspirador descubieron que tenía una semilla y no le gusto.

Y ahora tienen que volver a operarle. Su padre e hijo se cambian juntos. En el prequirófano la espera se entretiene con juguetes, incluso le permiten que pase con sus mascotas al quirófano donde siguen las bromas.

Daniel no olvida y se resiste, pero se duerme enseguida. Y los padres lo agradecen, les da tranquilidad. Daniel tendrá que pasar otra vez por quirófano, tiene perforacion de tímpano.